El Pensador (Le Penseur), por Auguste Rodin, Bronce, 1903, Museo Rodin, París, Francia



Nombre: El Pensador
Material: Bronce
Dimensiones: 180 cm. x 98 cm. x 145 cm.
Peso: 650 Kg.
Tipología: Escultura-Monumento de bulto redondo
Estilo: Impresionismo; Expresionismo; Simbolismo
Aspecto inacabado de la obra: Impresionismo; Fuerza expresiva del personaje: Expresionismo; Escala monumental (dimensión universal): Simbolismo
Fecha de fundición: 1903
Ubicación originaria (Taller del artista-Meudon): Desde 1903 hasta 1906
Primera exposición al público (Delante del Panteón de París): Desde 1906 hasta 1922
Localización actual (Jardines del Museo Rodin de París): Desde 1922 hasta el presente
Concepción original: 1880, Escultura en yeso patinado de 70 cm. de altura para decorar la parte superior de la Puerta del Infierno (Puerta Monumental de acceso principal al nuevo Museo de Artes Decorativas de París)
Nombre anterior: El Poeta (Dante)
Primera ampliación (ya como obra autónoma sacada de la Puerta del Infierno): 1888
Segunda ampliación "Monumental": 1903


El famoso Pensador es la obra más célebre de Auguste Rodin (1840-1917), y una de las esculturas más geniales de todos los tiempos. Representa a Dante, el poeta que creó la "Divina Comedia", (el libro más famoso del autor), considerado obra maestra de la literatura italiana y universal, fundamental para entender la transición del pensamiento medieval al renacentista. La idea original de esta icónica escultura data de 1880, cuando el Estado francés encargó a Rodin una "Puerta Monumental" que debía convertirse en el acceso principal al nuevo Museo de Artes Decorativas de París, aunque con algunas condiciones. Las premisas del encargo consistían en que la obra debía estar decorada con once bajorrelieves representando la Divina Comedia de Dante. Para el personaje principal, el artista crea un primer modelo delgado y aislado del resto del monumento que no le convence, aunque más tarde nacerá su "Pensador"; abajo, modelo de tamaño medio en yeso patinado, Museo Rodín, París.



Titulado en un primer momento como "El Poeta" (en alusión a Dante), el personaje principal consistía en un modelo en yeso de unos 70 cm. de altura que iba a presidir el tremó (la parte superior) de la Puerta del Infierno (1880-1890). Rodin creó a un hombre desnudo sentado sobre una roca en actitud pensativa, con la tensión muscular omnipresente en toda la obra. « ...incluso en las obras en las que el aspecto de la acción no está en primer plano siempre me propuse enfatizar los gestos; muy rara vez representé el estado de la inmovilidad absoluta. Siempre he tratado de expresar los sentimientos internos a través de la tensión muscular...Sin la vida, el arte no existe. », Auguste Rodin.


arriba, La Puerta del Infierno de más de 6 m. de altura, por Auguste Rodin, Fundición en bronce de 1928 para los exteriores del Museo Rodin de París, (Simbolismo), 635 cm. x 400 cm. x 85 cm.; abajo, detalle.



Después de alcanzar el suficiente grado de madurez sobre el encargo de la Puerta del Infierno, el artista expresa su opinión sobre ello: « En el frente de esta puerta, pero sobre una roca, profundamente absorto en su meditación, Dante sacó a la ley las formas para su poema. Detrás de él están Francesca, Paolo y todos los personajes de la Divina Comedia. Este proyecto quedó anulado. Delgado y ascético en su sencilla bata y aislado dentro del conjunto, mi Dante no hubiese tenido significado. Siguiendo mi inspiración original, ejecuté otro "Pensador", un hombre desnudo sentado sobre una roca, los dedos de los pies agarrándose de los bordes extremos. Su cabeza sobre su puño, preguntándose. Pensamientos fértiles lentamente nacen en su mente. Él no es un soñador. Él es un creador. Durante un año entero viví con Dante, sólo con él, dibujando los círculos de su infierno. Al final de aquél año, comprendí que si bien mis dibujos representaban mi visión de Dante, se habían vuelto demasiado alejados de la realidad. Así que lo comencé todo de nuevo, trabajando del natural, con mis modelos. », Auguste Rodin


arriba, imagen del taller del artista en 1880, con "El Poeta" original de 70 cm. de altura, que más tarde sería rebautizado como "El Pensador"; abajo, espectacular vista contrapicado de la Puerta del Infierno. El Pensador (Dante-El Poeta) de Rodin se inclina hacia adelante (hacia el borde del abismo), para observar los (9) círculos del infierno, meditando sobre su obra.



El importante encargo de la Puerta del Infierno, —inspirado en la Puerta del Paraíso de Ghiberti (creado en el siglo XV para el Baptisterio de Florencia) y que finalmente no llegó a buen puerto—, vino motivado por el gran escándalo que se formó con una escultura previa a tamaño natural realizada en Bélgica -llamada la edad de bronce-, en la que Rodin había tomado como modelo al joven soldado belga de 22 años Auguste Neyt. Aunque fue mostrada en un principio en el Círculo artístico de Bruselas en 1877, el gran revuelo se produjo cuando fue presentado más tarde en el Salón de los Artistas franceses de París, ya que, debido a su gran plasticidad, realismo y perfección, fue objeto de una durísima crítica por parte del jurado, quien lo acusó de haber sacado los moldes directamente de un modelo vivo y no de una arcilla creada por el artista. Aunque este incidente le produjo una gran depresión, Rodin contó desde un principio con la ayuda incondicional de Edgar Degas, pintor y escultor maestro impresionista, y después de demostrar su inocencia, no sólo logró salir victorioso de la disputa, sino que su fama y prestigio no hicieron más que crecer, convirtiéndose inmediatamente en uno de los artistas más importantes de París. Después de adquirir tres años más tarde en 1880 la Edad de Bronce por un importe de 2000 francos, el Estado francés encargó a Rodin la Puerta del Infierno; ese es el origen de esta obra.


arriba, revelado a la goma bicromatada de 1902, maravilloso montaje fotográfico de 26 cm. x 32,2 cm. creado por Edward Steichen —por falta de espacio en el estudio de Rodin—, con el que quiso rendirle así su pequeño homenaje. En ella vemos al artista posando junto a dos de sus esculturas, el Monumento a Victor Hugo en el fondo, y el Pensador (El Poeta) original de 1880 que se sitúa frente a él.

« Cuando empiezo una figura miro primero la parte anterior, la posterior y los dos perfiles laterales, el derecho y el izquierdo, en otras palabras, considero sus contornos desde cuatro ángulos diferentes. Después, con el barro determino a grandes rasgos la disposición de la figura […] A continuación hago los perfiles que se ven desde un ángulo de tres cuartos. Después, girando a la par el barro y el modelo vivo, los comparo y voy perfeccionando la obra […] Luego giro mi asiento y la plataforma sobre la que se halla mi modelo hasta lograr un nuevo perfil. Después vuelvo a hacer lo mismo, y esto me lleva, progresivamente, a realizar un circuito completo del cuerpo. Entonces empiezo de nuevo, condensando y perfeccionando cada vez más los distintos perfiles. Y dado que el cuerpo humano posee un número infinito de perfiles, yo hago todos los que puedo o considero conveniente. », Auguste Rodin


arriba, detalle de El Pensador, jardines del Museo Rodin, París (FR). « Lo que hace que mi pensador piense, es que piensa no sólo con el cerebro, las cejas fruncidas, las aletas de la nariz distendidas y los labios apretados, sino también con cada músculo de los brazos, la espalda y las piernas, con los puños cerrados y los dedos de los pies encogidos. », Auguste Rodin; abajo, El Pensador el día de su inauguración el 21 de abril de 1906, delante del Panteón de París, en el que permanecerá hasta 1922, fecha en la que será trasladado al Museo Rodin.



Aunque sigue formando parte de la Puerta del Infierno, el moderno y vanguardista Pensador de Rodin, —aunque de mayores dimensiones—, se convierte en una obra autónoma a partir de 1888. En 1903 será ampliado nuevamente adquiriendo gran monumentalidad, debido a su 1,80 de altura (sentado), que incrementará aún más su popularidad, adquiriendo enseguida una dimensión universal, que motivará el reclamo de numerosas copias de la estatua (de diferentes tamaños) por todo el mundo. La obra más célebre de Rodin está inspirada en el Ugolino de Carpeaux, pero también en el Lorenzo de Médici de Miguel Ángel (ambas estatuas muestran una actitud pensativa). Rodin viajó a Italia en 1875-76 para estudiar la obra de Miguel Ángel Buonarroti, que será determinante para su trabajo posterior. « Mi liberación del academicismo me ha sobrevenido a través de Miguel Ángel. De él aprendí reglas diametralmente opuestas a las que me habían enseñado, y eso significó para mí una liberación. », Auguste Rodin. La icónica escultura de Rodin posee una gran plástica, naturalidad y fuerza expresiva, que ha sido labrada con un arte de gran calidad y perfección técnica, en la que el artista ha querido representar la profunda búsqueda interior del pensamiento humano.


arriba, izquierda, Ugolino y sus hijos, por Jean Baptiste Carpeaux, Mármol, 1861, (Romanticismo), Museo de Orsay, París, Francia; derecha, Tumba de Lorenzo de Médici al que acompañan dos alegorías: el crepúsculo y la aurora, por Miguel Ángel Buonarroti, Mármol, 1520-1534, Renacimiento Italiano (Cinquecento), Iglesia de San Lorenzo, Florencia, Italia

Varios estilos artísticos pueden convivir al mismo tiempo en una misma obra de arte, y sin duda El Pensador de Rodin es una muy buena muestra de ello. El efecto inacabado del material bien podría catalogarse de impresionista, la fuerte expresión del personaje en expresionista, y la enorme dimensión universal que adquiere la obra, -debido a su escala monumental-, en simbolista. Rodin dejó en la estatua un efecto como inacabado en el material, término italiano conocido como « non finito », en alusión a las numerosas obras inacabadas de Miguel Ángel, pero también a los grandes maestros impresionistas como Monet o Renoir, entre otros, que reflejaban rápidas pinceladas en sus lienzos para crear sus bonitas composiciones. La obra, fundida en bronce en 1903, ha adquirido con el paso del tiempo la pátina local (capa de óxido) con su característico color verde. Auguste Rodin, —considerado mejor escultor después de Gian Lorenzo Bernini—, rompe con los cánones de la escultura clásica aportando un nuevo giro en la concepción del monumento y la escultura pública (arte en el espacio público), concibiendo sus obras desde numerosos puntos de vista para explotar al máximo la expresividad del cuerpo humano. Por estos motivos, Rodin ha sido calificado en la historia del arte como « el primer moderno ».



Otras frases interesantes de Rodin en relación al Pensador:

« La forma desnuda del hombre no pertenece a ningún momento de la historia, sino que es eterno, y puede ser visto con alegría por la gente de todas las edades. »
« Tengo un verdadero culto por el desnudo. »
« Yo no soy un soñador, soy un matemático. Mi escultura es buena porque es geométrica. No niego que hay exaltación en mis obras, pero es porque hay en ellas verdad. Esa exaltación no está en mí, sino en la naturaleza en movimiento. »
« Aplico la ciencia del modelado a la ejecución de las figuras. En lugar de reproducir las diferentes partes del cuerpo como superficies más o menos planas, las represento como proyecciones de volúmenes interiores. Me obligo a expresar en cada protuberancia del torso o de los miembros la eflorescencia de un músculo o de un hueso, que están firmes bajo la piel. De esta manera la verdad de mis figuras, en lugar de ser meramente superficial, parece romper de dentro afuera, como la vida misma. »
« La escultura es el arte del agujero y la masa. »
« Lo más importante es emocionarse, amar, esperar, temblar, vivir. »
« Me remonto a la antigüedad más lejana. Deseo unir otra vez el pasado al presente, renovar el recuerdo, pasar juicio sobre él y, finalmente, transformarlo en una imagen completa. »
« Es muy sencillo, el día que el público reconozca mis esculturas y las de los otros jóvenes artistas influidos por mí, no valdrán un pepino las doctrinas de la Academia. »
« Un arte que tiene vida no restaura las cosas del pasado, las prosigue. »
« Figuraos las formas como si apuntaran hacia vosotros. Toda vida surge de un centro, luego germina y se expande de adentro hacia afuera. Del mismo modo, en toda bella escultura, se adivina siempre una potente impulsión interior. »
« El verdadero artista expresa siempre lo que piensa, aún a riesgo de hacer tambalear todos los prejuicios establecidos. »
« Todo es bello para el artista, puesto que en todo ser y en toda cosa, su penetrante mirada descubre el carácter, es decir la verdad interior que se encuentra bajo la forma. Y esta verdad, es la belleza misma...»
« (...) Ante todo estableced netamente los grandes planos de las figuras que vais a esculpir. Acentuad vigorosamente la orientación que vais a dar a cada parte del cuerpo, a la cabeza, a los hombros, a la pelvis, a las piernas. El arte exige decisión. Es por la bien acusada fuga de líneas, que os sumergiréis en el espacio y que os haréis dueños de la profundidad. Cuando nuestros planos estén definidos, todo habrá sido hallado. Vuestra estatua vive ya. Los detalles nacen y se disponen por sí mismos, de seguida. »
, Auguste Rodin


Mapa de localización, jardines del Museo Rodin, París, (FR)

Créditos fotográficos:
Fotos 1, 2 a-b, 3, 8 y 9 © Museo Rodin
Foto 10a © Museo de Orsay
Foto 7 © Edward Steichen, Alfred Stieglitz Collection, 1949
Fotos 4, y 11 b-c Dominio Público
Fotos 5, 6, 10b y 11a Se desconoce la fuente
Texto © José Miguel Hernández Hernández
Editor, Escritor y Fotógrafo de Arquitectura
Todos los derechos reservados jmhdezhdez.com




Entradas relacionadas






Frases célebres Auguste Rodin
Escultor, Dibujante, Grabador,
Artista Universal
(Romanticismo, Impresionismo, Expresionismo, Simbolismo)





Impresionismo





Frases célebres G. L. Bernini
Escultor, Arquitecto, Pintor,
Dibujante, Urbanista, Escenógrafo,
Alquimista, Escritor, Artista Universal
(Barroco Italiano)





Frases célebres Michelangelo
Escultor, Dibujante, Pintor, Arquitecto, Urbanista, Ingeniero, Poeta, Artista Universal
(Renacimiento Italiano)








Home  Geography  Architects   Engineers  Skyscrapers  Bridges  Buildings Towers  Publications  Last Photographics Works  About me