Woolworth Building, New York City, USA, 1910 — 1913



Cliente: Frank W. Woolworth
Arquitecto: Cass Gilbert
Ingeniero Estructural: Gunvald Aus Company
Nombres alternativos: Catedral del Comercio;
Joya de la Corona de Wall Street
Tipo: Rascacielos
Altura arquitectónica: 241,4 metros
Plantas sobre rasante: 57
Uso principal: Oficinas
Presupuesto: $13.5 Millones de dólares
Diseño: Diciembre de 1910
Construcción: 1911-1913
Inauguración: 24 de Abril de 1913
Nº de ascensores: 34; velocidad 3.55 m/s
Superficie: 120,773 m² / 1,299,990 ft²
Estilo Arquitectónico: Neogótico
Localización: 233 de la calle Broadway, Manhattan, Nueva York, EE.UU.





Planta tipo de Oficinas en forma de U, con la que se consigue una mayor eficacia para iluminar el interior del edificio de forma natural. Un corredor cruciforme -donde se sitúa el núcleo de ascensores de comunicación vertical, las escaleras de emergencia, aseos e instalaciones-, ofrece acceso a los pasillos laterales que conducen a las oficinas. Asimismo, la fachada más alta se corresponde con la que da a la famosa Avenida Broadway.


arriba, imagen del monumental artesonado que decora el Lobby de bienvenida al edificio en combinación con el revestimiento de mármol de las paredes laterales y los arcos de medio punto. Debido a sus numerosos adornos en mármol, terracota y madera, el edificio neoyorquino de estilo Neogótico está considerado como la "Joya de la Corona de Wall Street"; abajo, detalle del reloj situado al final de la escalera.






arriba, algunos detalles en alto relieve pintados de vivos colores que decoran el artesonado de madera; abajo, vista cenital del Hall de entrada de bienvenida al edificio desde el rellano de desembarco de la escalera, con la entrada principal al edificio que da a la Avenida Broadway, al fondo.



El vestíbulo de acceso cuenta también con diferentes caricaturas realizadas en mármol, entre las que destaca una del promotor del edificio, el Sr. Woolworth, quien aparece contando monedas de 5 y 10 centavos, en referencia a las numerosas tiendas que le hicieron enormemente famoso, además de otra escultura, la del propio diseñador de la obra, -el arquitecto Cass Gilbert-, quien sostiene en sus manos una réplica del Edificio Woolworth, en clara alusión a lo icónico del edificio construido en la ciudad de Nueva York, cuna de los rascacielos por excelencia junto con Chicago.








El remate de terminación superior del Woolworth Building se conoce comunmente como "El Campanario", en alusión a las Catedrales y torres de estilo Gótico, en las que se hacía especial énfasis en la línea recta, buscando siempre la perpendicularidad en busca del cielo.


Boceto realizado con la técnica pictórica de carboncillo sobre papel creado por el arquitecto Cass Gilbert para la idea final del Edificio Woolworth de Nueva York, dibujo original que data del 31 de diciembre de 1910.


Para poder apreciar la verdadera magnitud y dimensión del Edificio Woolworth de Nueva York deberíamos recuperar las fotografías antiguas, ya que hoy día, tanto el Woolworth como otros rascacielos históricos y emblemáticos de la Gran Manzana como el 40 Wall Street, el Edificio Chrysler o el Empire State Building, se entremezclan hoy con los nuevos edificios postmodernos de la ciudad, en el interesante colectivo mundial de rascacielos.








arriba, fotografía histórica -en color- que data de 1915 realizada por el fotógrafo Irving Underhill que refleja el skyline de la ciudad de Nueva York ese año, donde figura el edificio que cambió el horizonte de Manhattan, el Edificio Woolworth diseño del arquitecto Cass Gilbert, a la izquierda de la imagen; abajo, dos visiones antiguas del Woolworth desde diferentes puntos de vista para entender mejor el concepto del proyecto, una de ellas desde el parque del Ayuntamiento.


Debido al remate singular de terminación superior -inspirado en la Torre del Reloj (Big-Ben) del Parlamento de Londres-, el Edificio Woolworth se alzó victorioso y espléndido en el Downtown (el bajo Manhattan) de la ciudad evocando la figura de una Gran Catedral de estilo Gótico. Un dato relevante es que el Woolworth fue uno de los últimos edificios construidos justo antes del inicio de la primera guerra mundial, que se desarrolló entre 1914 y 1918; no obstante, al finalizar la guerra llegaría el estilo Art Decó, época en la que se construiran edificios emblemáticos de la Gran Manzana como el 570 Lexington Avenue, el Rockefeller Center, el Edificio Chrysler o el Empire State Building, que levantarían enormemente los ánimos del país (Estados Unidos).


arriba, fachada principal que da a la Avenida Broadway, donde continua el volumen más esbelto pero de menor sección en planta que la base en forma de U -que se eleva hasta mitad de altura-, con el que el Woolworth Building alcanzó el récord de mayor altura en el mundo, convirtiéndose, con sus 241,4 metros de altura arquitectónica, en el rascacielos más alto del mundo.

El primer edificio alto o primer rascacielos de la historia fue el Home Insurance Building de Chicago, obra de William Le Baron Jenney (Padre de los Rascacielos), que con 10 plantas de altura, data del año 1885. La mayor altura del mundo en cuanto a rascacielos se refiere se trasladará a la ciudad de Nueva York cinco años más tarde en 1890, fecha que se corresponde con la inauguración del World Building con 39 metros más de altura. Siempre en la misma ciudad, posteriormente conseguirán sendos récords de altura en el mundo el Manhattan Life Insurance Building en 1894 (+12 m.), el Park Row Building en 1899 (+13 m.), ya en el inicio del siglo XX, el Singer Building en 1908 (+68 m.), el Metropolitan Life Insurance Building en 1909 (+26 m.), y finalmente, en 1913 el Woolworth Building (+28 m.), todos ellos de estilo neogótico. No obstante, el Woolworth se convirtió en el Rascacielos más alto del mundo desde 1913, hasta que fue concluido el Trump Building (40 Wall Street) de la misma ciudad en 1930. Es en esta época -durante los años 30 del siglo XX-, cuando una serie de edificios entre los que se encontraban el Edificio Chrysler y el Empire State Building, le arrebataran el récord a la Torre Eiffel de París como la estructura más alta del mundo, en la interesante carrera por construir el rascacielos más alto del mundo.


Image © Skyscraperpage.com Diagrama comparativo que nos muestra algunos de los Rascacielos históricos de la ciudad de Nueva York que ostentaron el récord de altura en el mundo durante gran parte del Siglo XX, algunos de ellos por poco tiempo como el 40 Wall Street, el Edificio Chrysler o inclusive las Torres Gemelas del World Trade Center, ya que la Torre Sears de Chicago fue inaugurada tan sólo un año más tarde en 1974, alcanzando los 442 metros de altura arquitectónica.




arriba, fotos históricas del Edificio Woolworth en 1913, desde los niveles 42, 49 y 51, respectivamente, -a punto de ser concluido-, en donde figuran algunos de los obreros que trabajaron en su construcción, además de los preciosos motivos ornamentales que tan bellamente decoran la fachada mediante pináculos, gárgolas, arcos y otros elementos decorativos de estilo Gótico -todos ellos forrados en terracota-, además de la terminación del minarete. La estructura portante de acero -sustento del edificio- se cubrió mediante paredes de ladrillo, dejando grandes vanos para iluminar el edificio de forma natural. Posteriormente, a las paredes de ladrillo se adosaron los paneles y distintos adornos en terracota. Este sistema empleado en la fachada se conoce habitualmente como muro cortina, sistema innovador empleado en edificios de gran altura desde finales del siglo IXX por la primera escuela de Chicago, que dieron origen a los primeros rascacielos.

Drawings:


arriba, Sección del Edificio Woolworth de Nueva York. Los diferentes volúmenes en forma de U se interrumpen en la planta 26, a partir de la que se desarrolla un último cuerpo más esbelto -pero de menor sección en planta, de forma cuadrada y escalonada-, que finalmente termina en la denominada "Torre-Campanario"; bajo el lobby de bienvenida al edificio, dos plantas sótano dieron cabida también a una piscina.


Planta Baja a nivel de calle.


Planta Sótano 1


Planta Sótano 2, en la que también se incluyó una piscina en la esquina suroeste, hoy abandonada.



Esquema del despiece de la estructura con los diferentes pórticos.


Planta de cimentación con el emparrillado metálico. A pesar de que el diseño definitivo del Edificio Woolworth data del 31 de Diciembre de 1910, la construcción de la cimentación ya había arrancado en abril del mismo año; no obstante, fue necesaria la demolición de varios edificios existentes en el sitio para llevar a cabo en inicio de su construcción. En tan sólo medio año, -concretamente el 26 de agosto de 1911-, la cimentación del Woolworth ya había sido concluida.


arriba, detalles exteriores de la fachada en terracota correspondientes a la planta 45 y la parte superior del minarete.



arriba y abajo, dos fotos históricas (1910) del proceso de construcción de la cimentación realizadas por Irving Underhill, fotógrafo comercial que fue contratado por el Sr. Woolworth -el promotor de la obra-, para que fuese documentando el proceso de construcción de la torre de oficinas hasta su finalización en 1913. Para soportar las cargas de la enorme estructura, fueron necesarios confeccionar 69 encofrados circulares -de madera sujetos con unas barras de acero a modo de anillo, denominados "caisson" (cajón, originario de Chicago), que variaron en dimensiones, entre 6,5 metros y 18,75 metros de diámetro-, a los que fueron añadidas las distintas torres de perforación con el objetivo de alcanzar roca firme para la correcta estabilidad de los cimientos, asiento del enorme edificio. Una vez que las torres de perforación llegaron hasta los 120 pies (unos 36,5 metros de profundidad, -altura más alta que muchos edificios de todo el mundo-), se colocaba el emparrillado según cálculo, y posteriormente se rellenaban de hormigón para recibir a los pilares de acero mediante placas de anclaje.



La estructura de acero comenzó a construirse el 15 de agosto de 1911 al ritmo vertiginoso de una planta y media por semana, seguidas muy de cerca por las "paredes de ladrillo que sujetan el revestimiento de terracota", que a modo de "piel", hicieron la función de muro cortina. El 6 de abril de 1912, la estructura del edificio ya había llegado al piso treinta. Es a partir de la terminación del bloque principal en forma de U cuando se va a desarrollar la denominada "Torre-campanario", que alcanzará los tan ansiados 241,4 metros de altura arquitectónica. El minarete de terminación superior -pintado con el característico color verde- se terminó el 1 de Julio de 1912, concluyendo la obra en un tiempo récord. La gran inauguración multitudinaria del edificio tuvo lugar en abril del año siguiente, -donde se realizó un espectacular encendido de luces en la fachada-, que convirtieron al Woolworth, no sólo en un auténtico faro para la ciudad, sino en el rascacielos más alto del mundo. La ciudad ganaba así un nuevo icono arquitectónico, sólo precedido por el Puente de Brooklyn (1883), la Estatua de la Libertad (1886), el Edificio Flatiron (1902), o el Metropolitan Life Insurance Building (1909), entre otros.


arriba, preciosa imagen histórica que data de 1927, con el Woolworth, el edificio más alto de la ciudad de Nueva York, de los Estados Unidos Norteamérica y del mundo, asomando al cielo de la isla de Manhattan entre un mar de nubes.


A partir de 1973 fue posible conseguir una bella estampa de la ciudad de Nueva York, ya que, bien desde el río Hudson o Nueva Jersey, -y desde un punto de vista específico-, se podía fotografiar al Edificio Woolworth enmarcado entre las famosas Torres Gemelas del World Trade Center.


arriba, foto dramática que nos muestra una zona parcial del Bajo Manhattan el 11 de Septiembre de 2001, con el Edificio Woolworth en primer término como protagonista, inmediatamente después del desplome de la torre sur. Por su proximidad con las Torres Gemelas del World Trade Center en Lower Manhattan, afortunadamente el Woolworth fue uno de los pocos edificios situados en los alrededores que sobrevivieron al desastre originado por el ataque terrorista. Una enorme nube de polvo y cenizas cubrió gran parte de la ciudad, en señal del marcado hecho histórico.


arriba, tres bellísimos ejemplos de iconos arquitectónicos construidos en la ciudad de Nueva York en diferentes períodos de tiempo, donde figuran el famoso Puente de Brooklyn (1883) -diseño de Augustus Roebling- en primer término, seguido de la Beekman Tower (2011) de Frank Gehry, con su majestuosa fachada escultural ondulante, -inspirada en los pliegues del vestido de la escultura Éxtasis de Santa Teresa de Bernini-, y al fondo, asomando, el Woolworth Building (1913) de estilo Neogótico, diseño de Cass Gilbert.

Woolworth Building, New York City, en preparación...



Home  Geography  Architects   Engineers  Skyscrapers  Bridges  Buildings Towers  Publications  Last Photographics Works  About me Leer más...

Doha Bay Crossing by Santiago Calatrava


Videoviernes!!!



Obras relacionadas







Doha Tower-Burj Qatar
Doha, Qatar
Jean Nouvel





Reggio Emilia Bridges
Mancasale, Bolonia, Italia
Santiago Calatrava






Puente del Alamillo
Sevilla, Andalucía, Spain
Santiago Calatrava






Home  Geography  Architects   Engineers  Skyscrapers  Bridges  Buildings Towers  Publications  Last Photographics Works  About me Leer más...

Pennzoil Place, Houston, Texas, USA, 1972 — 1976



Cliente: Pennzoil Company
Arquitecto: Philip Johnson/John Burgee
Arquitectos Asociados: Eli Attia Architects; S.I. Morris Associates
Ingeniero Estructural: Ellisor Engineers
Principales arrendatarios: Pennzoil Co.; Bracewell & Patterson;
Akin; Gump; Baker McKenzie; Protiviti; Bearing Point; Cheniere
Tipo: Rascacielos; hoy High-rise (Edificio Alto -200 m.)
Presupuesto: $ 50 Millones
Nombre Oficial: Pennzoil Place
Plantas sobre rasante: 36 (cada torre); 34 en proyecto
Plantas bajo rasante: 4; 1 Sótano comercial y 3 plantas de Parking (550 coches)
Estructura: Mixta (Hormigón y acero)
Altura arquitectónica: 159.4 metros / 523 pies (cada torre)
Sistema de la fachada: Muro Cortina
Diseño: 1970
Construcción: 1972-1976
Uso principal: Oficinas
Dirección oficial: 711 Louisiana Street, Houston, Texas, USA
Tipología: Arquitectura Híbrida
Estilo arquitectónico: Postmoderno


Con el fin de crear una nueva sede distintiva que acogiese a su plantilla de empleados en la ciudad de Houston, Texas, la Compañía Petrolífera Pennzoil, —la mayor y más importante fabricante de aceite para motores de coches en Estados Unidos—, decidió convocar un concurso internacional de ideas. El emplazamiento elegido para construir el edificio se correspondió con una parcela de forma cuadrada de 76 metros de lado situada en el Downtown, el distrito financiero del centro de la ciudad. La idea del cliente era clara, el diseño no sólo debía convertirse en un nuevo icono arquitectónico que estuviese a la altura de la importante multinacional, sino que además, debía ser perfectamente reconocible y visible en el perfil de la ciudad. El sobrecogedor diseño ganador, de auténtica geometría escultural y que fue creado por Philip Johnson y John Burgee en 1970, debido a una profunda crisis económica, no empezó a construirse hasta 1972.


arriba, planta general de la Pennzoil Place a nivel de la planta baja, ocupando toda una manzana del barrio de Downtown. Las plantas trapezoidales de las torres habilitan sendos lobbys triangulares gemelos que crean una plaza comercial cubierta completando la planta cuadrada. La separación de tres metros entre una torre y otra permite la fluidez y circulación de los usuarios del edificio.

El complejo ofrece acceso peatonal desde todas sus calles, Capitol al norte, Rusk al sur, Milam al este y Louisiana en el lado oeste. Además, el interesante proyecto de planificación urbana incluye un Sótano Comercial y varios pasos peatonales subterráneos que comunican la Pennzoil Place con los edificios colindantes, convirtiendo al complejo en un importante nudo de conexión de la ciudad. Estos costosos túneles subterráneos, de 3,50 m. de ancho x 2,50 m. de alto, —acabados con pavimentos de granito y moqueta para los paramentos verticales—, fueron construidos de forma conjunta con los propietarios de algunas construcciones vecinas, quienes estaban muy interesados en establecer comunicaciones ágiles con las torres.


Para combatir el intenso calor y la humedad ambiental que azota la sureña ciudad americana de Houston durante gran parte del año, la plaza cubierta fue dotada de una instalación de temperatura controlada que crea un ambiente público agradable, que se complementa con el tratamiento ajardinado de las superficies interiores.

El proyecto de la Pennzoil Place de Houston fue tan importante desde el punto de vista estructural y arquitectónico para la época en la que se construyó, que se convirtió en el primer rascacielos de la era postmoderna. Todos los edificios altos se mueven en mayor o menor medida. Una de las particularidades más interesantes de las torres de oficinas es que, aparte de producir un efecto espejo, —debido a su acertada orientación—, quedan separadas entre sí por una distancia de tan sólo 3 metros. Este hecho hace que dichas torres ofrezcan una menor resistencia frente al fuerte viento que si se tratase de un único volumen alargado, ya que de esta forma se reduce notablemente la carga horizontal por la acción del viento, cumpliendo una importante función estática. Cada planta, de forma trapezoidal, dibuja sendos lobbys de acceso de forma triangular cubiertos por una estructura ligera de acero y vidrio. Estos vestíbulos, que ocupan aproximadamente el 27% total del solar, ofrecen acceso principal desde dos de las calles, nº 700 de la calle Milam para acceder a la torre norte, y el nº 711 de la calle Louisiana para acceder a la torre sur.


arriba, dos generaciones de edificios construidos en la ciudad de Houston por el mismo equipo de arquitectos, la Pennzoil Place de 1976 en primer término y el Bank of America Center concluido en 1983, al fondo, en donde Philip Johnson se alejaría totalmente de la "caja de vidrio" característica del estilo internacional, recuperando el historicismo ecléctico, que aplicará también al famoso Edificio AT&T de Nueva York, inaugurado el mismo año.

El equipo de arquitectos formado por Philip Johson/John Burgee consiguió sorprender a todos de forma asombrosa con su diseño de geometría escultural, sirviendo de inspiración para que otros arquitectos construyesen años más tarde edificios de similares características, como por ejemplo la Fountain Place de Dallas o el Citicorp Center de Nueva York, ambos con un estilo también postmoderno pero más próximo al deconstructivismo. Como es habitual en los edificios de gran altura, un núcleo central, con la circulación vertical de ascensores, escaleras de emergencia e instalaciones, se sitúa en el centro de cada torre, dejando el espacio de oficinas alrededor, aprovechando las espectaculares vistas a la ciudad. Al igual que la planta de cada torre, las distintas fachadas —compuestas por un sistema muro cortina— son trapezoidales, con la terminación inclinada de la cubierta de 45°, que arranca a partir de la planta 29, reduciendo la superficie de oficinas en los pisos superiores.



"Con esta construcción, los arquitectos han logrado romper el estereotipo del rascacielos americano, inhumano, estático y frío, mediante la elección de materiales cálidos y un diseño trapezoidal que proporciona a las torres un remate original, a modo de cubierta, por el quiebro a 45° de los paramentos verticales en las plantas superiores".



La obra fue tan exitosa desde un principio, que el cliente decidió durante su construcción añadir otros dos pisos más a cada torre para satisfacer la demanda de espacios de oficinas. No obstante, —debido a la profunda recesión motivada por la crisis del petróleo—, hubo una gran presión por alquilar las primeras plantas de oficinas, que finalmente fueron ocupadas cuando todavía no se habían concluido los pisos superiores. Es muy importante señalar que la Pennzoil Place pertenece al período de rascacielos Super High (Super Alto) 1965-1980, en cuya época también fueron construidos edificios tan emblemáticos en los Estados Unidos de Norteamérica como el viejo World Trade Center de Nueva York, la Transamerica Pyramid de San Francisco, o el Onterie Center, la Lake Point Tower, el John Hancock Center o la Torre Sears, todos ellos en Chicago, entre otros; abajo, espectacular vista contrapicado




La presencia de las distintas fachadas que conforman la Pennzoil Place de Houston recuerdan en gran medida al Edificio Seagram de Nueva York, diseño de Mies, con el que Philip Johnson ya había colaborado unos años antes, en 1956. Esta enorme similitud se hace notar no sólo en la tonalidad dorada de la fachada, sino también en la confección de la misma. Al igual que ocurrió en el Seagram, Philip Johnson introdujo lo aprendido en este edificio y lo aplicó a la Pennzoil diseñando una fachada mediante el mismo sistema innovador de muro cortina, cubriendo la totalidad del inmueble mediante paneles de vidrio de piso a techo, con lo que consiguió una mayor iluminación de luz natural para el bienestar de sus ocupantes. La obra dispone también de espacios para todo tipo de reuniones y conferencias, cumpliendo así un completo programa híbrido (de uso mixto); abajo, algunas imágenes interiores.









"Para el tratamiento exterior del edificio se optó por evitar el cristal reflectante de tipo espejo, de aspecto frío e impenetrable, realizándose las fachadas con vidrio de color bronce y carpintería de aluminio anodizado en el mismo color, proporcionando al conjunto una textura cálida y atractiva; de este modo el transeúnte y el habitante de los edificios vecinos pueden ver el interior de las plantas, contribuyendo este hecho, decisivamente, a la humanización de las torres, al igual que el original planteamiento de la cubierta, que relativiza y pone límites al rascacielos, normalmente interminable en la arquitectura americana."; abajo, plantas de distribución a distintos niveles.









El presupuesto final de la obra, que ascendió nada menos que a 50 Millones de dólares americanos, recuerda la célebre frase del arquitecto Philip Johnson en la que decía: « Soy una prostituta y me pagan muy bien por los rascacielos »; más tarde lo aclararía diciendo: « Los arquitectos vienen a ser prostitutas de lujo. Podemos rechazar proyectos de la misma manera que ellas pueden rechazar ciertos clientes, pero tanto ellas como nosotros aceptamos cualquier cosa con tal de estar ocupados. », Philip Johnson; abajo, espectacular vista picado desde un helicóptero.


El característico remate inclinado de terminación superior de ambas torres se produce a partir de la planta 29. Asimismo, la estructura ligera que cubre los lobbys de acceso al complejo se construyeron en un ángulo de 45°, que va desde el nivel de la plaza sobre rasante, hasta la planta nº8; abajo, gran skyline de la ciudad de Houston, donde figura la Pennzoil Place en el centro, a la izquierda del escultural Bank of America Center realizado años más tarde por el mismo equipo de arquitectos.



"Por su configuración geométria singular, las fachadas en cristal y carpintería metálica, se quiebran en los niveles superiores para formar una fachada-cubierta inclinada 45º, la torres son conocidas popularmente como el « último cartón de leche ». La denominación popular —que indica claramente que esta arquitectura existe para el pueblo, constituye un punto de referencia necesario dentro de la ciudad y dispone, por tanto, de nombre paralelo—, tiene sus raíces en la historia urbana de Houston, ciudad planificada en sus comienzos (1836) por un curioso personaje, Gail Barden, que alternó su reputación como urbanista desarrollando la técnica para la fabricación de la leche condensada. Trabajando sin ninguna clase de instrumentos especializados, Barden concibió y planificó el esquema inicial de la ciudad, definiendo los primeros esquemas reticulares de edificios y sus primeras calles de 25 a 30 m. de anchura".



Ambas entradas principales quedan definidas por la interrupción de las cubiertas inclinadas de los vestíbulos de acceso, donde se produce esa especie de mordida que rebaja la fachada a modo de geometría sustractiva. La espectacular obra icónica y vanguardista fue tan innovadora para la época en la que se construyó, que el principal arquitecto del proyecto Philip Johnson fue galardonado con la Medalla de Oro por el AIA Instituto Americano de Arquitectos en 1978. Asimismo, el gran trabajo realizado en la Pennzoil Place ayudó también a que Philip Johnson se convirtiera en el primer arquitecto de la historia en obtener el prestigioso Premio Pritzker (Nobel de la Arquitectura) en 1979.



En 1975, el prestigioso periódico americano The New York Times, nombró a la Pennzoil Place como "el edificio de la década". Aparte de figurar en una lista muy importante que ha sido elaborada por el Instituto Americano de Arquitectos denominada AIA 150, —en donde se recogen los 150 edificios más queridos y representativos de la arquitectura favorita americana—, la Pennzoil Place también ha recibido varios galardones regionales importantes como el Texas Corporate Recycling Council 1998 o el Texas Recycling Partnership Awards 1999, entre otros.

Pennzoil Place Drawings:



Emplazamiento





Programa del Sótano:


1. Barbacoa
2. Pastelería
3. Helados
4. Títulos
5. Disponibilidad
6. Peluquería
7. Tarjetas postales
8. Periódicos
9. Correos
10. Agencia de Viajes
11. Corretajes
(Además dispone de conexiones subterráneas con varios edificios colindantes).




Sección:


1. Torre Norte
2. Torre Sur
3. Elevador
4. Ascensores alta velocidad
5. Ascensores velocidad media
6. Ascensores velocidad moderada
7. Venta al por menor
8. Aparcamiento 1
9. Aparcamiento 2
10. Aparcamiento 3





Otras frases célebres de Philip Johnson:

« Me gusta Houston. Es la última gran ciudad del siglo XIX. Houston tiene un espíritu optimista genuinamente americano. La gente no tiene miedo a probar cosas nuevas. »
« La arquitectura es el arte de desperdiciar el espacio. »
« ¡Odio las vacaciones! Si usted puede construir edificios, ¿por qué sentarse en la playa? »
« Creo en la yuxtaposición de las artes. »
« La gente con dinero para construir hoy día son las corporaciones –son nuestros papas y nuestros Médicis–. El orgullo es lo que les motiva a construir. »
« Me gusta pensar que lo que hacemos en la tierra es embellecerla para que las futuras generaciones puedan mirar las formas que les legamos y sientan la misma emoción que yo siento al mirar el Partenón, o la Catedral de Chartres. »
« El trabajo del arquitecto de hoy es crear hermosos edificios. Eso es todo. »






Además, la Pennzoil Place de Houston es actualmente una obra ecológica y sostenible, tal y como lo demuestran los Certificados LEED para edificios eco-inteligentes obtenidos en 2007 y 2008. Los iconos arquitectónicos son muy positivos ya que aportan gran belleza y prestigio a las ciudades. Cada vez son más las grandes empresas multinacionales las que encargan a un arquitecto de reconocido prestigio internacional el diseño de una nueva sede distintiva, un nuevo edificio que destaque en el perfil urbano de la ciudad y se convierta así en su imagen más representativa. Un auténtico icono arquitectónico vanguardista, símbolo de riqueza y poder.

Otros datos de interés:
Programa: Oficinas, Centros Comerciales, Pasos
subterráneos, Plaza Pública cubierta y Parking
Superficie del solar: 5.776 m²
Superficie tipo de cada planta: 1.904 m²
Superficie construida total: 130.000 m²
Parcela: Forma cuadrada de 76 metros de lado
Forma de cada planta, núcleo central y alzado: Trapezoidal
Dirección Pennzoil Place I (Torre Norte): 700 Milam Street, Houston, TX, USA
Dirección Pennzoil Place II (Torre Sur): 711 Louisiana Street, Houston, TX, USA
Ranking de la ciudad: #24 más alto de Houston, Texas


Mapa / Localización




Images 1-2 Copyright © Payne & Ladner Photography Website
Drawings 1-6-7-8-9 Copyright © Philip Johnson/Burgee Architects
Drawings 2-3-4-5, fotos interiores y vídeos Copyright © Transwestern, Website
Imagen picado: © Dominio Público
Resto de imágenes: © Se desconoce la fuente
"Text" Copyright © José Miguel Hernández Hernández
Editor, Escritor y Fotógrafo de Arquitectura /
Publisher, Writer and Architectural Photographer
Todos los derechos reservados / All rights reserved
www.jmhdezhdez.com




Obras relacionadas:






Fountain Place
Dallas, Texas, USA
Pei Cobb Freed & Partners






Citicorp Center
Manhattan, New York City, USA
Stubbins Associates;
Emery Roth & Sons







Seagram Building
Manhattan, New York City, USA
Mies van der Rohe/Philip Johnson









Home  Geography  Architects   Engineers  Skyscrapers  Bridges  Buildings Towers  Publications  Last Photographics Works  About me Leer más...