Woolworth Building, New York City, USA, 1910 — 1913



Cliente: Frank W. Woolworth
Arquitecto: Cass Gilbert
Ingeniero Estructural: Gunvald Aus Company
Nombres alternativos: Catedral del Comercio;
Joya de la Corona de Wall Street
Tipo: Rascacielos
Altura arquitectónica: 241,4 metros
Plantas sobre rasante: 57
Uso principal: Oficinas
Presupuesto: $13.5 Millones de dólares
Diseño: Diciembre de 1910
Construcción: 1911-1913
Inauguración: 24 de Abril de 1913
Nº de ascensores: 34; velocidad 3.55 m/s
Superficie: 120,773 m² / 1,299,990 ft²
Estilo Arquitectónico: Neogótico
Localización: 233 de la calle Broadway, Manhattan, Nueva York, EE.UU.





Planta tipo de Oficinas en forma de U, con la que se consigue una mayor eficacia para iluminar el interior del edificio de forma natural. Un corredor cruciforme -donde se sitúa el núcleo de ascensores de comunicación vertical, las escaleras de emergencia, aseos e instalaciones-, ofrece acceso a los pasillos laterales que conducen a las oficinas. Asimismo, la fachada más alta se corresponde con la que da a la famosa Avenida Broadway.


arriba, imagen del monumental artesonado que decora el Lobby de bienvenida al edificio en combinación con el revestimiento de mármol de las paredes laterales y los arcos de medio punto. Debido a sus numerosos adornos en mármol, terracota y madera, el edificio neoyorquino de estilo Neogótico está considerado como la "Joya de la Corona de Wall Street"; abajo, detalle del reloj situado al final de la escalera.






arriba, algunos detalles en alto relieve pintados de vivos colores que decoran el artesonado de madera; abajo, vista cenital del Hall de entrada de bienvenida al edificio desde el rellano de desembarco de la escalera, con la entrada principal al edificio que da a la Avenida Broadway, al fondo.



El vestíbulo de acceso cuenta también con diferentes caricaturas realizadas en mármol, entre las que destaca una del promotor del edificio, el Sr. Woolworth, quien aparece contando monedas de 5 y 10 centavos, en referencia a las numerosas tiendas que le hicieron enormemente famoso, además de otra escultura, la del propio diseñador de la obra, -el arquitecto Cass Gilbert-, quien sostiene en sus manos una réplica del Edificio Woolworth, en clara alusión a lo icónico del edificio construido en la ciudad de Nueva York, cuna de los rascacielos por excelencia junto con Chicago.








El remate de terminación superior del Woolworth Building se conoce comunmente como "El Campanario", en alusión a las Catedrales y torres de estilo Gótico, en las que se hacía especial énfasis en la línea recta, buscando siempre la perpendicularidad en busca del cielo.


Boceto realizado con la técnica pictórica de carboncillo sobre papel creado por el arquitecto Cass Gilbert para la idea final del Edificio Woolworth de Nueva York, dibujo original que data del 31 de diciembre de 1910.


Para poder apreciar la verdadera magnitud y dimensión del Edificio Woolworth de Nueva York deberíamos recuperar las fotografías antiguas, ya que hoy día, tanto el Woolworth como otros rascacielos históricos y emblemáticos de la Gran Manzana como el 40 Wall Street, el Edificio Chrysler o el Empire State Building, se entremezclan hoy con los nuevos edificios postmodernos de la ciudad, en el interesante colectivo mundial de rascacielos.








arriba, fotografía histórica -en color- que data de 1915 realizada por el fotógrafo Irving Underhill que refleja el skyline de la ciudad de Nueva York ese año, donde figura el edificio que cambió el horizonte de Manhattan, el Edificio Woolworth diseño del arquitecto Cass Gilbert, a la izquierda de la imagen; abajo, dos visiones antiguas del Woolworth desde diferentes puntos de vista para entender mejor el concepto del proyecto, una de ellas desde el parque del Ayuntamiento.


Debido al remate singular de terminación superior -inspirado en la Torre del Reloj (Big-Ben) del Parlamento de Londres-, el Edificio Woolworth se alzó victorioso y espléndido en el Downtown (el bajo Manhattan) de la ciudad evocando la figura de una Gran Catedral de estilo Gótico. Un dato relevante es que el Woolworth fue uno de los últimos edificios construidos justo antes del inicio de la primera guerra mundial, que se desarrolló entre 1914 y 1918; no obstante, al finalizar la guerra llegaría el estilo Art Decó, época en la que se construiran edificios emblemáticos de la Gran Manzana como el 570 Lexington Avenue, el Rockefeller Center, el Edificio Chrysler o el Empire State Building, que levantarían enormemente los ánimos del país (Estados Unidos).


arriba, fachada principal que da a la Avenida Broadway, donde continua el volumen más esbelto pero de menor sección en planta que la base en forma de U -que se eleva hasta mitad de altura-, con el que el Woolworth Building alcanzó el récord de mayor altura en el mundo, convirtiéndose, con sus 241,4 metros de altura arquitectónica, en el rascacielos más alto del mundo.

El primer edificio alto o primer rascacielos de la historia fue el Home Insurance Building de Chicago, obra de William Le Baron Jenney (Padre de los Rascacielos), que con 10 plantas de altura, data del año 1885. La mayor altura del mundo en cuanto a rascacielos se refiere se trasladará a la ciudad de Nueva York cinco años más tarde en 1890, fecha que se corresponde con la inauguración del World Building con 39 metros más de altura. Siempre en la misma ciudad, posteriormente conseguirán sendos récords de altura en el mundo el Manhattan Life Insurance Building en 1894 (+12 m.), el Park Row Building en 1899 (+13 m.), ya en el inicio del siglo XX, el Singer Building en 1908 (+68 m.), el Metropolitan Life Insurance Building en 1909 (+26 m.), y finalmente, en 1913 el Woolworth Building (+28 m.), todos ellos de estilo neogótico. No obstante, el Woolworth se convirtió en el Rascacielos más alto del mundo desde 1913, hasta que fue concluido el Trump Building (40 Wall Street) de la misma ciudad en 1930. Es en esta época -durante los años 30 del siglo XX-, cuando una serie de edificios entre los que se encontraban el Edificio Chrysler y el Empire State Building, le arrebataran el récord a la Torre Eiffel de París como la estructura más alta del mundo, en la interesante carrera por construir el rascacielos más alto del mundo.


Image © Skyscraperpage.com Diagrama comparativo que nos muestra algunos de los Rascacielos históricos de la ciudad de Nueva York que ostentaron el récord de altura en el mundo durante gran parte del Siglo XX, algunos de ellos por poco tiempo como el 40 Wall Street, el Edificio Chrysler o inclusive las Torres Gemelas del World Trade Center, ya que la Torre Sears de Chicago fue inaugurada tan sólo un año más tarde en 1974, alcanzando los 442 metros de altura arquitectónica.




arriba, fotos históricas del Edificio Woolworth en 1913, desde los niveles 42, 49 y 51, respectivamente, -a punto de ser concluido-, en donde figuran algunos de los obreros que trabajaron en su construcción, además de los preciosos motivos ornamentales que tan bellamente decoran la fachada mediante pináculos, gárgolas, arcos y otros elementos decorativos de estilo Gótico -todos ellos forrados en terracota-, además de la terminación del minarete. La estructura portante de acero -sustento del edificio- se cubrió mediante paredes de ladrillo, dejando grandes vanos para iluminar el edificio de forma natural. Posteriormente, a las paredes de ladrillo se adosaron los paneles y distintos adornos en terracota. Este sistema empleado en la fachada se conoce habitualmente como muro cortina, sistema innovador empleado en edificios de gran altura desde finales del siglo IXX por la primera escuela de Chicago, que dieron origen a los primeros rascacielos.

Drawings:


arriba, Sección del Edificio Woolworth de Nueva York. Los diferentes volúmenes en forma de U se interrumpen en la planta 26, a partir de la que se desarrolla un último cuerpo más esbelto -pero de menor sección en planta, de forma cuadrada y escalonada-, que finalmente termina en la denominada "Torre-Campanario"; bajo el lobby de bienvenida al edificio, dos plantas sótano dieron cabida también a una piscina.


Planta Baja a nivel de calle.


Planta Sótano 1


Planta Sótano 2, en la que también se incluyó una piscina en la esquina suroeste, hoy abandonada.



Esquema del despiece de la estructura con los diferentes pórticos.


Planta de cimentación con el emparrillado metálico. A pesar de que el diseño definitivo del Edificio Woolworth data del 31 de Diciembre de 1910, la construcción de la cimentación ya había arrancado en abril del mismo año; no obstante, fue necesaria la demolición de varios edificios existentes en el sitio para llevar a cabo en inicio de su construcción. En tan sólo medio año, -concretamente el 26 de agosto de 1911-, la cimentación del Woolworth ya había sido concluida.


arriba, detalles exteriores de la fachada en terracota correspondientes a la planta 45 y la parte superior del minarete.



arriba y abajo, dos fotos históricas (1910) del proceso de construcción de la cimentación realizadas por Irving Underhill, fotógrafo comercial que fue contratado por el Sr. Woolworth -el promotor de la obra-, para que fuese documentando el proceso de construcción de la torre de oficinas hasta su finalización en 1913. Para soportar las cargas de la enorme estructura, fueron necesarios confeccionar 69 encofrados circulares -de madera sujetos con unas barras de acero a modo de anillo, denominados "caisson" (cajón, originario de Chicago), que variaron en dimensiones, entre 6,5 metros y 18,75 metros de diámetro-, a los que fueron añadidas las distintas torres de perforación con el objetivo de alcanzar roca firme para la correcta estabilidad de los cimientos, asiento del enorme edificio. Una vez que las torres de perforación llegaron hasta los 120 pies (unos 36,5 metros de profundidad, -altura más alta que muchos edificios de todo el mundo-), se colocaba el emparrillado según cálculo, y posteriormente se rellenaban de hormigón para recibir a los pilares de acero mediante placas de anclaje.



La estructura de acero comenzó a construirse el 15 de agosto de 1911 al ritmo vertiginoso de una planta y media por semana, seguidas muy de cerca por las "paredes de ladrillo que sujetan el revestimiento de terracota", que a modo de "piel", hicieron la función de muro cortina. El 6 de abril de 1912, la estructura del edificio ya había llegado al piso treinta. Es a partir de la terminación del bloque principal en forma de U cuando se va a desarrollar la denominada "Torre-campanario", que alcanzará los tan ansiados 241,4 metros de altura arquitectónica. El minarete de terminación superior -pintado con el característico color verde- se terminó el 1 de Julio de 1912, concluyendo la obra en un tiempo récord. La gran inauguración multitudinaria del edificio tuvo lugar en abril del año siguiente, -donde se realizó un espectacular encendido de luces en la fachada-, que convirtieron al Woolworth, no sólo en un auténtico faro para la ciudad, sino en el rascacielos más alto del mundo. La ciudad ganaba así un nuevo icono arquitectónico, sólo precedido por el Puente de Brooklyn (1883), la Estatua de la Libertad (1886), el Edificio Flatiron (1902), o el Metropolitan Life Insurance Building (1909), entre otros.


arriba, preciosa imagen histórica que data de 1927, con el Woolworth, el edificio más alto de la ciudad de Nueva York, de los Estados Unidos Norteamérica y del mundo, asomando al cielo de la isla de Manhattan entre un mar de nubes.


A partir de 1973 fue posible conseguir una bella estampa de la ciudad de Nueva York, ya que, bien desde el río Hudson o Nueva Jersey, -y desde un punto de vista específico-, se podía fotografiar al Edificio Woolworth enmarcado entre las famosas Torres Gemelas del World Trade Center.


arriba, foto dramática que nos muestra una zona parcial del Bajo Manhattan el 11 de Septiembre de 2001, con el Edificio Woolworth en primer término como protagonista, inmediatamente después del desplome de la torre sur. Por su proximidad con las Torres Gemelas del World Trade Center en Lower Manhattan, afortunadamente el Woolworth fue uno de los pocos edificios situados en los alrededores que sobrevivieron al desastre originado por el ataque terrorista. Una enorme nube de polvo y cenizas cubrió gran parte de la ciudad, en señal del marcado hecho histórico.


arriba, tres bellísimos ejemplos de iconos arquitectónicos construidos en la ciudad de Nueva York en diferentes períodos de tiempo, donde figuran el famoso Puente de Brooklyn (1883) -diseño de Augustus Roebling- en primer término, seguido de la Beekman Tower (2011) de Frank Gehry, con su majestuosa fachada escultural ondulante, -inspirada en los pliegues del vestido de la escultura Éxtasis de Santa Teresa de Bernini-, y al fondo, asomando, el Woolworth Building (1913) de estilo Neogótico, diseño de Cass Gilbert.

Woolworth Building, New York City, en preparación...



Home  Geography  Architects   Engineers  Skyscrapers  Bridges  Buildings Towers  Publications  Last Photographics Works  About me