Fuente del Tritón, por Gian Lorenzo Bernini, Barroco Italiano, Plaza Barberini, Roma, Italia, 1642—1643



Promotor: Urbano VIII (Maffeo Barberini)
Escultor: Gian Lorenzo Bernini (Artista Universal)
Nombre oficial: Fuente del Tritón (Fontana del Tritone)
Género: Mitológico
Material: Mármol de travertino
Altura: 6 metros
Fecha de realización: 1642-1643
Estilo: Barroco Italiano (Rococó)
Localización: Plaza Barberini, Roma, Italia
Restauraciones: 1932; 1998; 2014


Como culminación a la rehabilitación del Palacio Barberini anexo, que realiza con su habitual grupo de colaboradores, entre los que se encontraba su eterno rival, el arquitecto, sobrino de Maderno, Francesco Borromini, el papa Urbano VIII encargaba a Bernini allá por el año 1641 una fuente monumental que aportase identidad a la Plaza Barberini de Roma. La icónica fuente creada por Bernini, —que centra toda la atención de la Plaza Barberini de Roma—, está formada por un musculoso tritón, (Dios del Mar e hijo de Poseidón, que en la mitología aparece representado con un torso humano y cola de pez), que, arrodillado sobre una gran concha de molusco abierta, sostiene con sus manos una caracola que hace ademán de sonar y de la que fluye un chorro de agua, "para provocar tormentas o para modular una delicada melodía de paz". Sin duda la obra ha aportado gran prestigio a esta zona centro de Roma, convirtiéndose en un gran atractivo turístico para la ciudad.


arriba, detalle del tritón y boceto previo original realizado por Bernini con la técnica pictórica de sanguina sobre papel, proceso creativo que ya había empleado en el Renacimiento Italiano "El Divino" Miguel Ángel; de un dibujo hago una escultura...; abajo, Escudo representativo del Papa Urbano VIII, quien se convirtió no sólo en el principal mecenas de Bernini, sino también en su mejor amigo.



Debido a su colosalismo, junto con la Fontana de Trevi y la Fuente de los Cuatro Ríos, —obras donde intervino el gran artista multidisciplinar del barroco italiano Gian Lorenzo Bernini—, esta es sin duda una de las fuentes más famosas de Roma. 11 son los viaductos que llevaban agua hasta la ciudad de Roma y que se construyeron a lo largo de 500 años de historia. En el barroco italiano se pusieron muy de moda los concursos para la rehabilitación de edificios y espacios públicos, en particular las plazas y sobre todo las fuentes. La ingeniería hidráulica, unido a la gran vocación de los papas, hicieron posible construir fuentes monumentales en el punto final de cada viaducto en su conmemoración. Para mejorar el estado de conservación del bellísimo monumento creado por Bernini han sido necesarias llevar a cabo diferentes labores de restauración. Para ello, la Fuente del Tritón (Fontana del Tritone) ha sido restaurada hasta la fecha en tres ocasiones: 1932, 1998 y 2014.



Para la primera restauración, la más "traumática" y que fue concluida tan sólo dos años después de la inauguración del famoso Edificio Chrysler de Nueva York, fue necesario eliminar gruesas incrustaciones que habían ocasionado el transcurrir de los siglos. Una de las curiosidades de esta primera restauración llevada a cabo en 1932 fue que debido a la gran belleza y blancura del monumento, —parecía una obra totalmente nueva sacada directamente del taller—, alarmados, los propios medios de comunicación locales publicaban la noticia de que había ocurrido un hecho trágico en la ciudad de Roma, ya que dio la impresión de que hubiesen robado la mismísima escultura original tallada por Bernini, sustituyéndola por una copia. Después de la siguiente restauración llevada a cabo en 1998, el 19 de Noviembre de 2014, y gracias a once meses de duro trabajo, la hermosa Fuente del Tritón podía volver a disfrutarse de nuevo en todo su esplendor, ya que, aparte de eliminar las capas calcáreas y las pátinas biológicas que a menudo quedan mezcladas con la piedra caliza, se añadió un tratamiento especial de agua en el circuito cerrado, además de iluminación LED.



La última y exhaustiva restauración llevada a cabo entre los años 2013 y 2014, nos revela como Bernini talló la escultura en varios bloques de mármol, renunciando a la concepción escultórica renacentista, según la cual la escultura debía realizarse de un único bloque de mármol. Para la limpieza mecánica y química fueron utilizados diferentes materiales como martillo y cincel, chorro de arena, bisturí, y resinas de intercambio iónico. Los rellenos se hicieron con mortero de cal hidráulica, arena y polvo de mármol de colores y tamaños de grano apropiados para las áreas de intervención. Además, se restauraron también la bañera y la valla metálica de protección, muy dañada en los últimos años. Toda obra escultórica situada al aire libre va deteriorándose ineludiblemente con el transcurrir de los años, por lo que las labores de mantenimiento de este tipo de monumentos emblemáticos se hacen totalmente imprescindibles cada cierto tiempo; abajo, otros bonitos detalles y vista de perfil



La base de la monumental escultura está formada por el cuerpo de cuatro delfines, que se presentan con la boca abierta, —formando una especie de pedestal—, entre los que aparecen representados diferentes símbolos de los escudos del papado y la familia Barberini, como la corona, las llaves o las abejas, en alusión clara esta última al promotor de la obra, Maffeo Barberini (Urbano VIII); no obstante, el tamaño de los delfines es proporcional a la figura del tritón.



El encargo de la Fuente del Tritón se produce en una época verdaderamente trágica para Bernini, —que le dejarán sumido en una gran depresión—, ya que todavía le quedan grandes secuelas del proyecto fallido de las torres de San Pedro, además de la traición amorosa protagonizada por Constanza Bonarelli (su "eterna amada") y su hermano pequeño Luigi, que le dejaran marcado para siempre. La Fuente del Tritón de la Plaza Barberini de Roma es abastecida de agua por el Viaducto Aqua Felice (Agua Feliz), que reutiliza la ruta de un antiguo acueducto romano, el Aqua Alexandrina, que fue restaurado por el Papa Sixto V y concluido en 1587. Si estás pensando en viajar a la ciudad eterna, la famosa Fuente del Tritón de Gian Lorenzo Bernini debe ser sin duda una de las visitas obligadas a Roma.



Créditos Fotográficos:
Fotos Copyright © italianways.com Web
Drawing Escudo Urbano VIII © Creative Commons link
Texto © José Miguel Hernández Hernández
Editor, Escritor y Fotógrafo de Arquitectura
Todos los derechos reservados jmhdezhdez.com


Mapa




Obras relacionadas





Fontana de Trevi
Roma, Italia
Varios autores







Fuente de los Cuatro Ríos
Plaza Navona, Roma, Italia
Gian Lorenzo Bernini






Éxtasis de Santa Teresa
Capilla Cornaro, Iglesia de Santa Maria della Vittoria, Roma, Italia
Gian Lorenzo Bernini








Frescos Capilla Sixtina
Roma, Italia
Miguel Ángel Buonarroti






Coliseum
Roma, Italia
Dinastía Flavia







Home  Geography  Architects   Engineers  Skyscrapers  Bridges  Buildings Towers  Publications  Last Photographics Works  About me