Frases y citas célebres: Caravaggio




Caravaggio (1571-1610)

Michelangelo Merisi da Caravaggio (Pintor barroco y Artista Universal)





« La naturaleza me ha dado abundantes maestros. »

« Cuando no hay energía, no hay color, ni forma, ni vida. »

« Hay que pintar sin titubeos la naturaleza. »

« Para mí, un pintor de valía es uno que sepa pintar bien las cosas naturales. »

« No deben sólo mirar mis cuadros, no deben sólo contemplarlos, deben sentirlos. »

« El verdadero modelo no es el Renacimiento, ni el arte clásico, sino la naturaleza. », Caravaggio





1571, Michelangelo Merisi nace en la localidad de Caravaggio, muy cerquita de Milán




1584—1588, Aprendiz de Simone Peterzano, (pintor manierista de Bérgamo, discípulo de Tiziano)




1592, Traslado a Roma. Después de pasar por varios estudios como aprendiz, llega al estudio de Giussepe Cesari, donde pinta:



Muchacho con cesto de frutas, 1593-94, Óleo sobre lienzo, 70 x 67 cm., (Barroco Italiano), Galería Borghese, Roma (ITA)

« El de Cesari era un estudio grande y animado, que acogía a jóvenes y viejos, y no cabe duda de que Caravaggio participó en debates sobre estéticas de la competencia, sobre artistas tradicionales idealizados y nuevas formas de naturalismo. Los pintores lombardos estaban encasillados como artistas simples y olvidados, y Caravaggio estaba dispuesto a defender su destreza. », Helen Langdon



Autorretrato como Baco o Baco enfermo, 1595-96, Óleo sobre lienzo, 66 x 52 cm., (Barroco Italiano), Galería Borghese, Roma (ITA); abajo, detalle



« Caravaggio reprodujo la óptica de la forma en que vemos, de manera tan veraz, que 400 años más tarde, sus recién restauradas pinturas nos sobresaltan como brillantes fotografías de otra época. », Peter Robb



Muchacho mordido por un lagarto, 1595-96, Óleo sobre lienzo, 65,8 x 52,3 cm., (Barroco italiano), Colección Longhi, Florencia (ITA)

« Sólo Miguel Ángel ha ejercido tanta influencia en el arte italiano como Caravaggio. », Bernard Berenson



Baco, 1597, Óleo sobre lienzo, 98 x 85 cm., (Barroco italiano), Galería de los Uffizi, Florencia (ITA)

« Para sus contemporáneos, su arte, nacido de los sentidos y basado en modelos al natural, casi tenía poder mágico y causaba asombro y fascinación. », Helen Langdon




1595, Contacto con el Cardenal Francesco María del Monte, embajador del Duque de Toscana en el Vaticano, quién se convierte en su primer Mecenas importante y quien le encarga:



Jugadores de cartas o los tramposos, 1595, Óleo sobre lienzo, 99 x 107 cm., (Barroco Italiano), Museo de Arte Kimbell, Texas, (USA)

« Del Monte fue una figura esencial en la vida profesional de Caravaggio en Roma y su gusto e intereses fueron importantes para el arte del pintor. El cardenal era un intelectual voraz, con una deslumbrante variedad de habilidades y conocimientos en música, teatro, literatura, arte y arqueología, historia y ciencias naturales y, además protegía a los jóvenes artistas, por cuya educación mostraba un interés minucioso. », Helen Langdon



Los músicos o Concierto de jóvenes, 1595, Óleo sobre lienzo, 92 x 118,5 cm., (Barroco Italiano), Museo Metropolitano de Arte, Nueva York (USA)

« Sin maestros, sin preceptos, tanto hizo y a tanto se atrevió, que no se sabría decir adónde podía haber llegado si hubiese vivido un siglo antes, o si, imitando con tan gran verdad la naturaleza, de los pintores de aquel siglo dichoso habría tomado las reglas para embellecerla. Mas estas reglas, con tanto magisterio seguidas por los discípulos de Luodovico (Carracci), fueron despreciadas por él; y la posteridad lo colocó al lado de Guercino y Albani, e incluso de Aníbal (Carracci), Domenichino, Guido Reni... », G. Rosini



Tañedor de laúd, 1595-96, Óleo sobre lienzo, 94 x 119 cm., (Barroco Italiano), Museo del Hermitage, San Petersburgo, (RU)

« ...Caravaggio estaba muy perturbado, inquieto, indiferente a su propia existencia: muchas veces se acostaba completamente vestido, con el puñal (del que nunca se separaba) a su lado... Incluso cuando se vestía normalmente iba armado, así que parecía más un espadachín que un pintor. », Howard Hibbard



Éxtasis de San Francisco, 1596, Óleo sobre lienzo, 99 x 107 cm., (Barroco Italiano), Hartford (USA); abajo, detalle



« No es la ausencia de todo defecto sino la presencia de eminentes cualidades lo que constituye un temperamento y hasta un genio. Ciertos hombres, capaces de un ardor indomable, no pueden resignarse a la implacable sabiduría de la mediocridad. Entre éstos, Caravaggio... », V. Schoelcher



Buenaventura, 1596-97, Óleo sobre lienzo, 99 x 131 cm., (Barroco Italiano), Museo Nacional del Louvre, París (FR)

« Ha habido en todas las épocas pintores realistas que han sido grandes artistas. No porque hayan reproducido la realidad empírica en un modo ilusorio, sino porque la han interpretado, y por lo tanto visto y sentido, según su fantasía. Y lo que los diferencia de los pintores de la idea es que éstos evaden fantásticamente la realidad mientras que los naturalistas interpretan ésta y dan de ella lo que les parece es su esencia. Giotto y Masaccio son realistas como Caravaggio, con la diferencia de que son realistas sin un programa preciso, y Caravaggio hubo de hacerse un programa para liberar polémicamente la propia fantasía de una maraña de reglas y prejuicios que el manierismo quería imponerle. », L. Venturi



Descanso en la huida a Egipto o Sagrada Familia con ángel músico, 1596-97, Óleo sobre lienzo, 130 x 160 cm., (Barroco Italiano), Galería Doria, Roma (ITA)

« A Poussin nada le agradaba Caravaggio, según él venido al mundo para destruir la pintura. No hemos de maravillarnos de tal intolerancia, porque, si Poussin buscaba el decoro en sus composiciones, Caravaggio se dejaba arrastrar del natural verdadero tal como lo veía: eran polos opuestos. Sin embargo, considerando la esencia real de la pintura, que consiste en imitar lo que se ve, hay que admitir que Caravaggio la poseía a fondo...imitó tan perfectamente el sujeto que nada más se puede desear. », A. Félibien.



Júpiter, Neptuno y Plutón, 1597, Pequeña bóveda pintada al fresco, 500 x 285 cm., (Barroco Italiano), Casino Boncompagni Ludovisi, Roma (ITA)

« No dejaremos de señalar sus modales y su manera de vestir. Gustaba de adornarse con terciopelos y paños costosos, mas una vez que vestía un traje ya no se lo volvía a quitar hasta que se le caía hecho jirones. Era de lo más negligente en cuanto a su aseo y, durante muchos años, usó la tela de un retrato a guisa de mantel, comiendo en él mañana y tarde. », Giovanni Pietro Bellori



Cesto con frutas, 1597-98, Óleo sobre lienzo, 46 x 64,5 cm., (Barroco Italiano), Pinacoteca Ambrosiana, Milán (ITA)

« Ha pintado con igual elevación retratos, escenas sacras y de género, flores y frutas. Naturalista siempre, sus pinturas tienen un extraordinario plasticismo y con frecuencia una sugestiva grandeza que hace perdonar a su autor toda falta de distinción en la elección de las formas, la exageración de los gestos y las tintas oscuras sin transparencia. », F. Villot




1597—98, De la supuesta relación con Fillide Melandroni, a la que retrata, pinta:



Marta y María Magdalena, 1597-98, Óleo sobre lienzo, 97,8 x 132,7 cm., (Barroco Italiano), Instituto de Arte de Detroit, (USA)


Santa Catalina de Alejandría, 1598, Óleo sobre lienzo, 173 x 133 cm., Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid (ES)


Judith y Holofernes o Decapitación de Holofernes, 1598, Óleo sobre lienzo, 144 x 195 cm., (Barroco Italiano), Galería Nacional de Arte Antiguo, Roma (ITA)

« Cuando se preguntó al artista por qué no escogía como modelo las estatuas antiguas, por toda respuesta extendió la mano hacia una multitud de personas, indicando que la naturaleza le había provisto ya de más que suficientes maestros, y entonces pintó una muchacha sentada en una silla que allí se encontraba, con las manos en el regazo, en actitud de secarse el cabello, y, añadiendo en el suelo un frasco de ugüentos, joyas y piedras preciosas, la hizo pasar por Magdalena. », Giovanni Pietro Bellori




1599—1606, Último período de su estancia en Roma:




1599—1602, Para la Capilla Contarelli de la Iglesia romana de San Luis de los franceses se le encarga a Caravaggio —por recomendación de Del Monte— diferentes escenas relativas a San Mateo:



Escenas relativas a San Mateo, Óleo sobre lienzo, Caravaggio, Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma, Italia

El encargo de las escenas relativas a San Mateo fue realizado por testamento de Matteo Contarelli a través de su albacea Virgilio Crescenzi, quien tardó más de 10 años en materializarlo.


La Vocación de San Mateo, 1599-1600, Óleo sobre lienzo, 322 x 340 cm., (Barroco Italiano), Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma (ITA)

La bellísima escena representa el momento en que San Mateo es elegido por Cristo como uno de los Apóstoles. La mano de Cristo que señala a Mateo fue copiada por Caravaggio de la Creación de Adán de la bóveda de la Capilla Sixtina pintada por Miguel Ángel.



El Martirio de San Mateo, 1599-1600, Óleo sobre lienzo, 323 x 342 cm., (Barroco Italiano), Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma (ITA)


San Mateo Evangelista o La Inspiración de San Mateo, 1602, Óleo sobre lienzo, 296,5 x 195 cm., (Barroco Italiano), Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma (ITA) (inspirado por un ángel)

Como curiosidad, Caravaggio hizo una primera versión de San Mateo Evangelista (la escena central) que había sido rechazada.

« Cuando miramos la Vocación de San Mateo nos damos cuenta de que ha ocurrido algo nuevo, algo que ha cambiado el arte de Caravaggio. Un nuevo modo de subordinar cada imagen al efecto general de luz y sombra aparece evidente, y puesto que este modo es esencial a todas las obras posteriores puede deducirse de él que el período de búsqueda ha concluido y que el estilo del artista está perfectamente logrado. », L. Venturi




1599—1602, A la vez que pinta las escenas relativas a San Mateo para la Capilla Contarelli realiza otros importantes encargos, como:



El David victorioso, 1599-1600, Óleo sobre lienzo, 110 x 91 cm., (Barroco Italiano), Museo del Prado, Madrid (ES)

« Otros artistas optan por encerrarse en la rutina del taller, empeñados en el dominio y depuración de la técnica. Michelangelo Merisi da Caravaggio acumuló una turbulenta biografía. », Fernando Aramburu



Cabeza de Medusa, 1600-01, Óleo sobre lienzo montado sobre un escudo de madera de álamo a modo de tondo, 60 x 55 cm., (Barroco Italiano), Galería de los Uffizi, Florencia (ITA); abajo, detalle



« ...su arte era tan convincente, tan original, tan inolvidable, que las personas simplemente quedaban fascinadas por él. », Andrew Graham-Dixon




1600—01, Para la Capilla Cerasi de la Iglesia de Santa María del Popolo le encargan a Caravaggio dos escenas laterales que representan el final de las vidas de San Pablo y San Pedro "sin ángeles jubilosos"; la escena central sobre el altar fue pintada por su eterno rival, Annibale Carraci:



(Escena central: La Asunción de la Virgen María, por Annibale Carraci, 1600, Óleo sobre lienzo, 245 x 155 cm, (Barroco Italiano), Iglesia de Santa María del Popolo, Roma (ITA)


La crucifixión de San Pedro, 1600-01, Óleo sobre lienzo, 230 x 175 cm., (Barroco Italiano), Iglesia de Santa María del Popolo, Roma (ITA)


La Conversión de San Pablo, 1600-01, Óleo sobre lienzo, 230 x 175 cm., (Barroco Italiano), Iglesia de Santa María del Popolo, Roma (ITA)

« No existe ningún dibujo de Caravaggio. Había quien no dibujaba ni bocetaba, que pintaba a lo valentón, como Velázquez. No es tan raro y eso se produce en el barroco. Nosotros venimos del romanticismo, y en esa época existen mejores dibujantes, pero el barroco es pura expresión directa. A Caravaggio se le criticó mucho que escogiera mendigos como modelos de santos y mártires. Utilizar mendigos era lo más realista, pero no podía dejar de pintar las cosas como las veía. », Alberto Corazón




1601—02, Para Vincenzo Giustiniani, miembro del círculo social del Cardenal Del Monte, pinta:



Amor victorioso, 1601-02, Óleo sobre lienzo, 156 x 113 cm., (Barroco Italiano), Museo Staatliche, Berlín (GER)

« Por encima de todo, trajo a la figura humana un renovado sentido del diseño… en cierta manera, la búsqueda de Caravaggio por conseguir la fuerza y la legibilidad se invirtió a si misma. Exageró tanto la batalla entre la luz y la oscuridad que llegó a un punto en el que sus últimos trabajos resultan difíciles de interpretar; sus formas se volvieron inquietas y temblorosas. Por aquel entonces, esa confusión había adquirido su propia integridad expresiva, como la escritura de un pintor poseído cada vez más por la muerta. El sentimiento de mortalidad de Caravaggio era lo que sus imitadores encontraban más difícil de copiar », Robert Hughes



Incredulidad de Santo Tomás, 1601-02, Óleo sobre lienzo, 107 x 146 cm., (Barroco Italiano), Neues Palais, Potsdam (Alemania)

« Creó un arte católico profundamente arraigado en la espiritualidad contemporánea de la Contrarreforma. », Helen Langdon




1602—03, Para el cardenal Maffeo Barberini, futuro papa Urbano VIII, aparte de un retrato suyo, pinta:



El Sacrificio de Isaac, 1603, Óleo sobre, 104 x 135 cm., (Barroco Italiano), Galería de los Uffizi, Florencia (ITA)

« Caravaggio no ejecutó un solo trazo sin hacerlo directamente del modelo vivo. Y no es éste un mal camino para llegar a buen fin, porque pintar sirviéndose de dibujos no es tan seguro como tener el natural delante y seguir a la naturaleza en toda la variedad de sus colores; pero ante todo es necesario que el pintor adopte el criterio de elegir de lo bello las cosas más bellas. », C. Van Mander




1602—04, Otros importantes encargos para iglesias romanas:



Santo entierro o Entierro de Cristo, 1602-04, Óleo sobre lienzo, 300 x 203 cm., (Barroco Italiano), Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma (ITA)

« Por el horror que sentía del ideal insulso, Caravaggio no corregía ninguno de los defectos de sus modelos, a los que paraba por la calle para hacerlos posar. He visto en Berlín algunos cuadros suyos que fueron rechazados por las personas que los habían encargado por ser demasiados feos. El reino de lo feo no había llegado todavía. », Stendhal



Cristo coronado de espinas, 1603, Óleo sobre lienzo, 127 x 165,5 cm., (Barroco Italiano), Museo Kunsthistorisches, Viena (Austria)

« Caravaggio: el Rembrandt de Italia. Abusó del dicho del Greco cuando, al preguntársele quién fuese su maestro, señaló a la multitud que pasaba por la calle, y tal fue la magia de su claroscuro que, aunque copiase la naturaleza en lo que tiene de defectuoso y de innoble, tuvo casi la fuerza de seducir incluso a un Domenichino y a un Guido (Reni). », F. Algarotti.




1602—10, Caravaggio realizó entre los años 1602-10 diferentes versiones de San Juan Bautista, entre las que destacan:



San Juan Bautista (Joven con cordero), 1602, Óleo sobre lienzo, 132 x 97 cm., (Barroco Italiano), Museos Capitolinos, Plaza del Campidoglio, Roma (ITA)


San Juan Bautista, 1603-04, Óleo sobre lienzo, 91 x 134 cm., (Barroco Italiano), Galería Nacional de Arte Antiguo, Roma (ITA)


San Juan Bautista, 1603-04, Óleo sobre lienzo, 170,6 x 130 cm., (Barroco Italiano), Museo de Arte Nelson Atkins, Kansas (USA)


San Juan Bautista, 1609-10, Óleo sobre lienzo, 159 x 124 cm., (Barroco Italiano), Galería Borghese, Roma (ITA)


San Juan Bautista reclinado, 1610, (Barroco Italiano), Óleo sobre lienzo, Colección privada

« Era un hombre de verdad en un mundo ambiguo. No estaba loco ni era gay. Tenía enormes debilidades, pero tengamos en cuenta que la peste le dejó sin familiares directos cuando solo tenía cinco años. Era vividor y promiscuo, es cierto. Sin embargo, nadie se escandaliza de que entonces se apañaran los matrimonios cuando los niños tenían 11 años. », Andrew Graham-Dixon




1603—04, Para el retablo de la Iglesia de San Agostino pinta:



Madonna de Loreto o La Madonna de los Peregrinos, 1603-04, Óleo sobre lienzo, 260 x 150 cm., (Barroco Italiano), Iglesia de San Agustín, Roma (ITA)

« Sin su sentido de los cuerpos humildes y vulgares envueltos en la oscuridad, pero transfigurados por la luz sacramental ¿qué hubiera hecho Rembrandt? Caravaggio fue una de las bisagras de la historia del arte: había arte antes de él, y después de él, pero ya no era lo mismo. », Robert Hughes




1600—02, Sin desvincularse de Del Monte, Caravaggio cosechó el apoyo de Girolamo Mattei, un cardenal de poderosa familia que dio hospedaje y propuso encargos al pintor. Por encargo de su hermano Ciriaco Mattei, son cuadros tan importantes del inicio del siglo XVII:



La Cena de Emaús o Los discípulos de Emaús, 1600-01, Óleo sobre lienzo, 141 x 196 cm., (Barroco Italiano), National Gallery de Londres (UK)

« En la obra de Caravaggio hay muy pocos paisajes, muy poca sensación del aire libre. Hay que imaginar que la mayoría de sus escenas tienen lugar en lugares cerrados », Andrew Graham-Dixon



La captura de Cristo, El prendimiento de Cristo o El beso de Judas, 1602, Óleo sobre lienzo, 134 x 172,5 cm., (Barroco Italiano), Museo Estatal de Arte Occidental y Oriental, Odessa, (RU)

« ...tras pintar durante algunas horas del día, se dejaba ver por la ciudad con la espada al flanco y hacía profesión de armas, aparentando atender a cualquier cosa menos la pintura. », Giovanni Pietro Bellori




1605—06, Antes de abandonar Roma, Caravaggio pinta tres bellísimos lienzos, dos de ellos relativos a San Jerónimo:



San Jerónimo penitente o San Jerónimo en meditación, 1605, Óleo sobre lienzo, 140,5 x 101,5 cm., (Barroco Italiano), Museo de Montserrat, Monasterio de Montserrat, Barcelona (ES)


San Jerónimo escribiendo, 1605-06, Óleo sobre lienzo, 112 x 157 cm., (Barroco Italiano), Galería Borghese, Roma (ITA)

« Para la iglesia de Santa María in Trastevere había pintado La Muerte de la Virgen, y de no ser porque lo hizo con poco decoro y las piernas desnudas de la Virgen, hoy en día este cuadro estuviese en la mejor galería de los carmelitas. », G. Baglione



Muerte de la Virgen, La Dormición o El Descendimiento, 1605-06, Óleo sobre lienzo, 369 x 245 cm., (Barroco Italiano), Museo Nacional del Louvre, París (FR); abajo, detalle.

El cuadro fue encargado por Laerzio Cherubini en 1601 para la Iglesia romana de Santa María della Scala, localizada en el barrio del Trastévere, Roma. La leyenda cuenta que la modelo escogida por Caravaggio para representar a la Virgen fue una prostituta que encontraron ahogada en el Tiber. La obra escandalizó a propios y extraños y fue rechazada. No obstante, fue la última obra pintada por el gran artista del barroco italiano antes de abandonar Roma.




« Así se pueden entender las calamidades del arte moderno, por ejemplo, con el deseo de retratar a la Virgen Nuestra Señora, Caravaggio usó a la prostituta Ortaccio, lo que hizo que los buenos padres carmelitas rechazasen su pintura. », G. Mancini




1606, El 28 de mayo de 1606, y muy arrepentido, Caravaggio comete un asesinato después de una trifulca y aunque resulta herido, mata al sargento Ranuccio Tomasoni y se fuga abandonando Roma. Entre 1606 y 1610, hasta su muerte, recorre Montes Albanos, Nápoles, Malta, Sicilia, Nápoles de nuevo, y finalmente, Porto Ercole.




1606, En Montes Albanos pinta:



Segunda Cena en Emaús, 1606, Óleo sobre lienzo, 141 x 175 cm., (Barroco Italiano), Pinacoteca di Brera, Milán (ITA)

« En lo esencial, Caravaggio fue un autodidacta (...) La ventaja de que no se le hubiera enseñado nada es que no tenía nada que olvidar (...) Pintaba como si los ricos y los poderosos fueran sus enemigos. », Andrew Graham-Dixon




1606, Más tarde decide trasladarse a Nápoles, donde pinta:



Las siete obras de misericordia, 1606, Óleo sobre lienzo, 390 x 260 cm., (Barroco Italiano), Iglesia del Monte Pío de Misericordia, Nápoles (ITA)

« No pocas peripecias le sucedieron fuera de los márgenes fijados por la ley. Hombre de trato difícil y hierro rápido, se le atribuyen delitos de sangre, pendencias y fugas. », Fernando Aramburu




1606, El éxito de Las siete obras de misericordia trajo otros dos importantes encargos:



Flagelación de Cristo, 1607, Óleo sobre lienzo, 286 x 213 cm., (Barroco Italiano), Pinacoteca de Capodimonte, Nápoles (ITA)

« No está claro si lo mataron las fiebres o quienes lo perseguían. Parece que buscó placer en cuerpos jóvenes de su sexo. Seguramente ninguno de estos pormenores merecería atención al cabo de cuatro siglos si no fuera por la grandeza de su obra pictórica. Se advierten en ella atisbos de una personalidad inusual: perversa, provocadora, fascinante. Los prelados le encargaban imágenes para adornar paredes sagradas. », Fernando Aramburu



La Madonna o Virgen del Rosario, 1605-07, Óleo sobre lienzo, 364 x 249 cm., (Barroco Italiano), Museo Kunsthistorisches, Viena (Austria)



1607, Caravaggio viaja a Malta atraído por la orden militar de los caballeros de San Juan con el fin de obtener la libertad y el perdón por los delitos cometidos, donde pinta:



Retrato de Fray Antonio Martelli, 1607-08, Óleo sobre lienzo, 118,5 x 95 cm., (Barroco Italiano), Palacio Pitti, Florencia (ITA)

El Retrato de Fray Antonio Martelli se le considera un boceto del Retrato del gran maestre de la Orden de Malta Alof de Wignacourt (óleo inferior)

« El arte de Caravaggio afirma cada vez más sus fundamentales principios-lumínicos, que hacen de él un precursor de los más grandes genios del Seiscientos europeo. », Adolfo Venturi



Retrato de Alof de Wignacourt, 1607-08, Óleo sobre lienzo, 195 x 134 cm., (Barroco Italiano), Museo Nacional del Louvre, París (FR)

« Después de varios años de trabajo, Caravaggio pasó de una ciudad a otra sirviendo a varios señores importantes. Es una persona trabajadora, pero a la vez orgullosa, terca y siempre dispuesta a participar en una discusión o a enfrascarse en una pelea, por lo que era difícil llevarse bien con él. », Floris Claes van Dijk.



La decapitación de San Juan Bautista o Degollación de San Juan Bautista, 1607-08, (Barroco Italiano), Óleo sobre lienzo, 361 x 520 cm., Museo de San Juan de La Valetta (Malta); abajo, detalle.



« No hay duda de que Caravaggio fue beneficioso para la pintura, pues apareció en un momento en que, en vez de imitar del natural, los pintores seguían el estilo de otros artistas, y se buscaba antes la belleza que la verdad. Fue entonces cuando él, despojando al color de todo artificio […] devolvió el color de la sangre y la carne, recordando con ello a los pintores que debían volver a la senda de la imitación […] Sin embargo, a pesar de todo, carecía de muchas y de las mejores partes que constituyen la pintura, pues no tenía invención, ni decoro, ni dibujo, ni ciencia alguna de la pintura, ya que mientras fijaba su mirada en el modelo, sus manos y su ingenio estaban vacíos… », Giovanni Pietro Bellori



San Jerónimo escribiendo, 1608, Óleo sobre lienzo, 117 x 157 cm., (Barroco Italiano), Concatedral de San Juan, Valleta (Malta)

« En la tradición académica del siglo XVII, los pintores odiaban a Caravaggio porque se les había dicho que era un realista, que no tenía imaginación y esto es lo peor que podía pasar. Estas afirmaciones no son ciertas ya que es un artista que compone y que estudia cómo va a hacer esas composiciones que tanto han influido en numerosos pintores a lo largo de la historia. », Andrew Graham-Dixon



Cupido durmiendo o Amorcillo durmiente, 1608-09, (Barroco Italiano), Óleo sobre lienzo, 71 x 105 cm., Palazzo Pitti, Florencia (ITA)

« Ribera, Vermeer, La Tour y Rembrandt, nunca podrían haber existido sin él (Caravaggio). Y el arte de Delacroix, Courbet y Manet habría sido totalmente diferente. », Roberto Longhi




1609, Se produce un nuevo altercado con otro miembro de la Orden de Malta, y logrando escapar de la cárcel, Caravaggio se refugia en Sicilia con su viejo amigo y discípulo Mario Minniti; durante un viaje de trabajo juntos recorriendo varias localidades de la isla de Sicilia como Siracusa, Mesina y Palermo, pinta:



La Sepultura o Entierro de Santa Lucía, 1608-09, Óleo sobre lienzo, 408 x 300 cm., (Barroco Italiano), Iglesia de Santa Lucía, Siracusa, Sicilia (ITA)


Resurrección de Lázaro, 1609, (Barroco Italiano), Óleo sobre lienzo, 380 x 275 cm., Museo Regional de Mesina, Sicilia (Italia)


La Adoración de los pastores, 1609, (Barroco Italiano), Óleo sobre lienzo, 314 x 211 cm., Museo Regional de Mesina, Sicilia (Italia)

« En la Roma de la Contrarreforma la vida podía llegar a ser peligrosa y carecía de gran valor. La violencia persiguió al hombre y a la obra del Caravaggio por Nápoles, Malta y Sicilia. Allí su comportamiento era desequilibrado, le enfurecían las críticas y pronto empezó a menospreciar a los pintores locales, dando rienda suelta a su carácter envidioso e impaciente; se mostraba inquieto, intranquilo, incluso a pesar de dejar de trabajar, y era temido por desquiciado y loco. », Helen Langdon




1609, En septiembre de 1609, debido a la inseguridad que sentía en Sicilia le hizo trasladarse de nuevo a Nápoles, donde se resguarda en el seno de la familia Colonna, pintando:



David con la cabeza de Goliat, 1609-10, Óleo sobre lienzo, 125 x 101 cm., (Barroco Italiano), Galería Borghese, Roma (ITA)

« Su manera de pintar se correspondía con su fisonomía y aspecto; era de tez oscura, y tenía oscuros los ojos, negras las cejas y el cabello; y esto, naturalmente, se reflejaba en su pintura. Su primer estilo, dulce y de colores puros, fue el mejor; con él alcanzó el mayor mérito y demostró ser el mejor colorista lombardo. Mas luego cambió a su manera oscura, a la cual lo impulsaba su propio temperamento, como su forma de ser era también turbulenta y pendenciera; por causa de ella, dejando primero Milán y su patria tuvo después que huir de Roma y de Malta, ocultarse en Sicilia, luchar contra los peligros de Nápoles y morir miserablemente en una playa perdida. », Giovanni Pietro Bellori



La Anunciación, 1609, Óleo sobre lienzo, 285 x 205 cm., (Barroco Italiano), Museo de Bellas Artes, Nancy (FR)

« Caravaggio se transformó con el tiempo en alguien que dormía completamente vestido con su puñal junto a él, y que temía las persecuciones tanto de la justicia maltesa como de la romana. », Helen Langdon




1609, Después de un ataque instigado probablemente por un caballero de Justicia llamado Fra Giovanni Rodomonte Roero que fue agraviado en Malta, y que seguramente le dejó varias heridas en la cara que pudieron dificultar su visión, Caravaggio tuvo tiempo para pintar sus dos últimos lienzos, obras sombrías, melancólicas y también piadosas:



La Negación de San Pedro, 1609-10, (Barroco Italiano), Óleo sobre lienzo, 94 x 125,4 cm., Museo Metropolitano de Arte, Nueva York (USA)

« Caravaggio entregaba santos avejentados y mugrientos, personajes bíblicos con la cara de conocidos mendigos, truhanes y prostitutas; escenas, en fin, de dudosa decencia apenas disimuladas con títulos devotos. », Fernando Aramburu



El Martirio de Santa Úrsula, 1610, (Barroco Italiano), Óleo sobre lienzo, 140,5 x 170,5 cm., Palacio Zevallos Stigliano, Nápoles (Italia)

Julio de 1610, « El pintor se disponía a ir en barco (con tres de sus cuadros) desde Nápoles a Roma, ante la idea de que iba a recibir el perdón de su condena. El barco, cuyo destino era Porto Ercole (cerca de Roma), tomó tierra antes en Palo. Caravaggio debió de tener algún problema en Palo, por lo que quedó retenido, mientras el barco seguía camino a Porto Ercole con los tres cuadros. Cuando consiguió quedar libre, dejó Palo y fue por tierra hasta Porto Ercole con el fin de recuperar sus tres valiosos cuadros, pero al llegar allí su delicada salud se quebró y, tras unas fiebres, murió a los pocos días, en julio de 1610. », Andrew Graham-Dixon








« En la biografía de Caravaggio aún hay muchos puntos oscuros, y encontrar su cuerpo sería el primer paso para solucionar uno de los más complicados enigmas de la historia del arte. », Giorgio Gruppioni



Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610)

Un biógrafo de Caravaggio, Giovanni Pietro Bellori, cuenta que el artista tomó como modelo a una gitana de la calle –una costumbre que mantendría siempre– para demostrar que no necesitaba copiar las obras de los maestros de la antigüedad: "Cuando se le mostraban las más famosas estatuas de Fidias o Glykon para que pudiera usarlas como modelo, como única respuesta señalaba a un grupo de personas y decía: « Ya la naturaleza me ha dado abundantes maestros »".

Etapas de Caravaggio:
1. Caravaggismo claro (1592-1599) juventud, manierismo y colorismo.
2. Caravaggismo oscuro (1599-1606) Naturalismo y Tenebrismo (Naturaleza Tenebrista), Éxito, "el más famoso pintor de Roma".
3. Estilo meridional o Gran Estilo (1606-1610), fuga.

o Período experimental (1590-1598) y Etapa de Madurez (1599-1610), separadas por los lienzos relativos a San Mateo (1599-1602), que se encuentran en la Capilla Contarelli de la Iglesia de San Luis de los franceses de Roma.




Frases célebres







Gian Lorenzo Bernini






Diego Velázquez






Michelangelo Buonarroti






( All phrases and quotations famous architects and artists / Todas las frases y citas célebres de arquitectos y artistas )



Home  Geography  Architects   Engineers  Skyscrapers  Bridges  Buildings Towers  Publications  Last Photographics Works  About me