Evolución de los Rascacielos en Estados Unidos
(obras ordenadas por orden cronológico en el tiempo)




Diagrama comparativo Copyright Skyscraperpage.com

EN

El incendio que asoló la ciudad de Chicago en 1871 motivó que a finales del siglo XIX los arquitectos e ingenieros de la primera escuela de Chicago pensaran en una nueva forma de planificación urbana para reconstruir la ciudad mediante una nueva tipología de edificaciones de gran altura: el Rascacielos; en un perímetro de escasa superficie, muchas plantas se iban repitiendo en altura. Con la llegada del ascensor y los nuevos materiales como el hierro en primer término y posteriormente con el acero, gracias a su ductilidad, se pudieron empezar a construir los primeros edificios de gran altura haciendo el empleo de un sistema de muro cortina (sin muros de carga), en auge hasta nuestros días. Este sistema constructivo innovador, —que consistía en un armazón o estructura a base de pilares y vigas de acero—, hacía no sólo que se pudiese ganar mucho más altura, sino además, que se pudiesen abrir grandes espacios acristalados en la fachada; una mejor ventilación e iluminación natural en el interior, sin duda aportaron mejor confort y calidad de vida a las personas, usuarios de estos edificios altos.

El Home Insurance Building, construido en Chicago entre 1884 y 1885, obra del arquitecto —“Padre de los Rascacielos”— William Le Baron Jenney (1832-1907), con 10 plantas de altura, y ampliado a 12 en 1890, se convirtió en el primer edificio alto del mundo o el primer rascacielos de la historia. Muy pronto, en el inicio del siglo XX y debido a la escasez y el alto valor del suelo, este tipo de construcción se trasladará también a la isla de Manhattan, en Nueva York. El arquitecto Daniel Burnham, —fallecido en 1901 antes de que pudiese ver concluida su obra—, fue el diseñador del famoso Edificio Flatiron de estilo Beaux Arts (Bellas Artes), y que al igual que el Edificio Seagram, de Estilo Internacional y obra de Mies van der Rohe, simula la figura de una columna griega dividida en tres partes.

En la segunda Escuela de Chicago los rascacielos se fueron perfeccionando consiguiendo nuevos récords de altura en el mundo y aportando gran modernidad a las ciudades americanas como Chicago, Nueva York, San Francisco, Miami, Dallas o Seattle, entre otras. Muy buenos ejemplos de Rascacielos construidos en Estados Unidos son la Torre Sears, —hoy en día llamada Willis Tower—, el John Hancock Center, el Onterie Center o la Lake Point Tower en Chicago, también el Empire State Building y el Edificio Chrysler de estilo Art Déco, ambos en Nueva York, que a pesar de no ser tan interesantes desde el punto de vista estructural y arquitectónico, fueron construidos entre 1928 y 1931, —junto con otros edificios como el 40 Wall Street o el American International—, en la interesante carrera por construir el rascacielos más alto del mundo. Por tanto, las ciudades de Occidente, tanto Chicago como Nueva York, se convirtieron en la cuna de los rascacielos por excelencia, siendo sin duda el origen de los rascacielos.

El sistema constructivo denominado encofrado deslizante, que se empleó por primera vez para erigir las torres residenciales de Marina City en Chicago, —que fueron inauguradas en 1964, obra del gran arquitecto Bertrand Goldberg—, fue perfeccionado posteriormente para construir otros edificios de gran altura con el sistema autotrepante, también conocido como sistema de trepa, consistente en un encofrado metálico que, rodeando el núcleo central, gracias a unos enormes gatos hidráulicos y después de hormigonada cada planta, se va subiendo repetidas veces a distintos niveles hasta alcanzar la altura definitiva. A finales del siglo XX los rascacielos se han ido perfeccionando gracias a la nueva tecnología de vanguardia, nuevos sistemas constructivos, nuevos materiales y nuevas técnicas de construcción, que han hecho posible construir rascacielos cada vez bellos, pero también más resistentes y seguros. Por ello, el hormigón armado, —gracias a su rigidez y empleado en el núcleo central—, se presenta como el mejor material de este siglo XXI para la construcción de edificios de gran altura.

El triste atentado de las Torres Gemelas acontecido el 11S de 2001 en la ciudad de Nueva York marcó un antes y un después en la historia de los rascacielos y del mundo. Este trágico suceso ha motivado que los arquitectos e ingenieros de todas partes del mundo se hayan tenido que replantear un nuevo modo de construir edificios de gran altura de forma más segura. Un buen ejemplo de ello podría ser el One World Trade Center diseño de David Childs de la firma americana SOM, que actualmente está siendo concluido en los trabajos de reconstrucción de la Zona Zero de Nueva York. Este nuevo rascacielos, —que se convertirá con sus 541 metros de altura en el rascacielos más alto de los Estados Unidos de América—, tiene la particularidad de poseer una superestructura de hormigón armado en su núcleo central combinada con una trama perimetral de pilares de acero en el anillo exterior, que lo convierten en uno de los edificios más seguros del mundo.

En la actualidad, el cambio climático ha motivado una arquitectura verde, ecológica y sostenible, que se va poniendo de manifiesto para que los edificios sean más autosuficientes. Muy buenos ejemplos de nuevos rascacielos ecológicos construidos en los Estados Unidos de América en este siglo XXI son la Torre Hearst diseño de Norman Foster, el One Bryant Park, obra de Cook+Fox architects, o la Eight Spruce Street de Frank Gehry, todas en Nueva York; también la Aqua Tower de Chicago, diseño del Studio Gang Architects, que mediante unas sinuosas terrazas salientes del muro cortina realizadas en hormigón como continuación de los forjados, —haciendo la función de un brise-soleil—, protegen el interior del edificio híbrido de la radiación solar.

Debido a la densidad de las ciudades americanas, hoy en día los ya consolidados rascacielos de décadas pasadas empiezan a convivir con una nueva generación de edificios altos denominados Highrise, que renuevan el tejido urbano del centro de las ciudades o se convierten en verdaderos iconos escenográficos de los frentes marítimos naturales o artificiales, buscando también la sorpresa a través de una imagen moderna y vanguardista. Con el fin de conocer la evolución de los rascacielos en los Estados Unidos de Norteamérica desde sus inicios hasta nuestros días, he querido ordenar este interesante directorio por orden cronológico en el tiempo.









One World Trade Center
Manhattan, New York City, USA
Skidmore, Owings & Merrill LLP
2006-2014






Eight Spruce Street
Manhattan, New York City, USA
Gehry Partners LLP
2006-2011






Aqua Tower
Chicago, Illinois, USA
Studio Gang Architects
2007-2009






Trump Chicago Tower
Chicago, Illinois, USA
Skidmore, Owings & Merrill LLP, SOM
2005-2009




Bank of America Tower
Manhattan, New York City, USA
Cook+Fox Architecs LLP
2004-2009




The Chicago Spire
Chicago, Illinois, USA
Santiago Calatrava
2007-






The New York Times Building
Manhattan, New York City, USA
Renzo Piano Building Workshop
2004-2007




Hearst Tower
Manhattan, New York City, USA
Foster + Partners
2003-2006





Espirito Santo Plaza
Miami, Florida, USA
KPF Kohn Perdersen Fox
1997-2002







Miami Tower
Downtown Miami, Florida, USA
Pei Cobb Freed & Partners
1984-1987






Fountain Place
Dallas, Texas, USA
Pei Cobb Freed & Partners
1984-1986






Citicorp Center
Manhattan, New York City, USA
Stubbins Associates; Emery Roth & Sons
1974-1977






Sears Tower (Willis Tower)
Chicago, Illinois, USA
Bruce Graham and Fazlur Khan, SOM
1970-1974




The World Trade Center
Manhattan, New York, USA
Minoru Yamasaki & Associates
1966-1973








Transamerica Pyramid
San Francisco, California, USA
William L. Pereira & Associates
1969-1972




John Hancock Center
Chicago, Illinois, USA
Skidmore, Owings & Merrill, SOM
1967-1970




Lake Point Tower
Chicago, Illinois, USA
Schipporeit & Heinrich
1965-1968






Marina City
Chicago, Illinois, USA
Bertrand Goldberg
1959-1964






Seagram Building
Manhattan, New York City, USA
Mies van der Rohe
1956-1958






American International Building
Manhattan, New York City
Clinton and Russell; Holton & George






Empire State Building
Manhattan, New York
Shreve, Lamb & Harmon Associates
1930-1931







570 Lexington Avenue
Manhattan, New York
Cross & Cross
1929-1931






Chrysler Building
Manhattan, New York, USA
William van Alen
1928-1930






Flatiron Building
Manhattan, New York, USA
Daniel Burnham
1901-1902






Home Insurance Building
Chicago, Illinois, USA
William Le Baron Jenney
1884-1885








References / Referencias


The Urban Towers Handbook
John Wiley&Sons, London, 2011
by Eric Firley and Julie Gimbal
English

+info   Buy


TURNING TORSO - Santiago Calatrava
Bellisco Ediciones, Madrid, 2008
by José Miguel Hernández Hernández
Español - English

+info   Buy




Home  Geography  Architects   Engineers  Skyscrapers  Bridges  Buildings Towers  Publications  Last Photographics Works  About me